El gobierno venía devaluando el dolar al 30 % anual, con lo que intentaba neutralizar el efecto inflacionario sobre el valor del dolar paralelo. Lógicamente era una misión imposible, porque simplemente empujaba a todos los precios hacia arriba.

Ahora se anuncia el pago a Repsol de u$s 5000 millones en activos líquidos, en concepto de compensación por la expropiación realizada enel 2012.

Por otro lado, rumores en torno al equipo económico, preanuncian modificaciones en los subsidios, los cuales se traducirán en ajustes de tarifas de energías y precio de la nafta.

Todas estas medidas, que se deberían haber tomado hace mucho tiempo, se traducen, independientemente de como sean presentadas como :AJUSTE

Para que realmente sean efectivas, el gobierno deberá reducir el gasto público. De no hacerlo, se quedarán a mitad de camino.

Esperemos que tomen las medidas necesarias para que la economía se sanee.