La economía de la Argentina continuará estancada hasta 2017

El FMI difundió un panorama sombrío sobre el futuro del país. Aseguró además que las estadísticas están sujetas a «futuras revisiones» tras la moción de censura

El Fondo Monetario Internacional (FMI) dio sus proyecciones de cómo crecerá el mundo este año y el que viene, en el marco de la asamblea que realiza junto al Banco Mundial en Washington. Con la lupa sobre la Argentina, el organismo presidido por Christine Lagarde estimó una leve caída del 0,3% del Producto Bruto Interno (PBI) del país y un negro pronóstico para lo que vendrá: el país no tendrá crecimiento económico al menos hasta dentro de dos años.

El organismo estimó que este año la Argentina tendrá una inflación de 18,6 por ciento. La cifra del FMI se acerca a la previsión que realizó el Ministerio de Economía para este período, que estima un avance del IPC en torno al 15 por ciento. Sin embargo, el FMI observó una aceleración de los precios de cara a 2016, pues proyectó una inflación del 23,2 por ciento.

El organismo calculó además que en 2015 habrá un «fuerte gasto público» y un mayor consumo privado, para poder «compensar en parte la caída de la inversión y de las exportaciones». Pero lo más llamativo del informe de Perspectivas Económicas (WEO, por sus siglas en inglés) es una nueva proyección de suba de precios que realiza el organismo tras la moción de censura que le puso al país en 2013 por la falta de credibilidad en sus estadísticas, aunque los datos que publica el FMI se alejan de las proyecciones que realizan las consultoras privadas, más cerca de una suba de precios en torno al 30% para 2015.
El reporte también aclaró que la inflación de 2014 no fue publicada por el cambio de metodología en la implementación del nuevo Indice de Precios Nacional y Urbano (IPCNu). Ahora, el directorio del FMI deberá analizar cómo se instrumentó el nuevo índice. Lagarde ya presentó al directorio ejecutivo un informe que evalúa el «cumplimiento de la Argentina» en la mejora de la calidad de los datos oficiales reportados al FMI sobre el IPC y el PBI. «Según lo previsto, el nuevo IPCNu será sujeto a futuras revisiones», aclararon.

Aldo Abram, economista, consideró «notable» que el Fondo Monetario Internacional continúe basando sus estimaciones en las estadísticas del Indec, aunque aclare que las cifras de inflación no son confiables.

En diálogo con InfobaeTV, Abram consideró que «la inflación se está desacelerando, pero eso comenzará a revertirse y volverá al rango de 30% al año por las necesidades de pesos del gobierno nacional».

Qué sucederá en la región
El crecimiento de América Latina y el Caribe, según el WEO, será de tan sólo un 1% en 2015. La leve caída de la Argentina no es el único descenso