La deuda del Tesoro con el BCRA ya representa más del doble de las reservas

Las letras intransferibles que emite el Tesoro a cambio de reservas ya suman u$s 64.500 millones. Las reservas, mientras tanto, cayeron a los u$s 27.742 millones tras el pago del Boden 2015. En la rueda cambiaria el BCRA volvió a tener que vender de sus divisas: se deshizo de u$s 90 millones y ya vendió más de u$s 4000 millones desde fines de julio

Con pocos días de separación, el Tesoro le colocó a el Banco Central (BCRA) una nueva letra intransferible a cambio de los dólares de sus reservas y tomó u$s 6000 millones de sus arcas para el pago del último vencimiento del Boden 2015. Como resultado los papeles de deuda en dólares que el ejecutivo le colocó a la autoridad monetaria en la última década pasaron a representar el 130% de las reservas internacionales. Por cada dólar –o su equivalente en yuanes chinos– con los que cuenta la entidad conducida por Alejandro Vanoli hay u$s 2,30 en «letras intransferibles», papeles de deuda sin valor de mercado que la ley de Presupuesto 2016 ya adelantó que no se pretenden pagar.
El patrimonio del BCRA se llevó la parte más amarga de la política de desendeudamiento que redujo las acreencias en moneda extranjera en manos de tenedores privados. Con datos al 30 de septiembre del balance de la autoridad monetaria se puede ver que el mes pasado el Tesoro le colocó una letra intransferible por u$s 8685 millones.
Esas letras son emisiones de deuda, como puede llegar a serlo un bono soberano. La diferencia con estos últimos es que al ser intransferibles el BCRA no puede venderlos, con lo cual no tienen valor de mercado. Desde que en enero de 2006 el entonces presidente Néstor Kirchner decidiera el pago con reservas al FMI por unos u$s 9.5000 millones ha sido el mecanismo contable a través del cual el Gobierno hace uso de los dólares que están en las arcas de la entidad.
«Esta mecánica recurrente explica en buena medida el severo deterioro patrimonial que ha sufrido el BCRA y la consecuente pérdida de salud del Peso. La autoridad monetaria entregó al Tesoro dólares y a cambio recibió papelitos nominados en dólares» escribió el economista Federico Muñoz en el último informe semanal de su estudio.
Tras el pago al FMI vinieron muchos otros pagos de deuda por lo que, contando la colocación de la letra de septiembre pasado, el monto original de poco menos de u$s 10.000 millones se extendió hasta llegar al 30 de septiembre último a los u$s 64.487 millones.
El pago del Boden 2015 y la cancelación previa del bono BP15 de la provincia de Buenos Aires por unos u$s 715 millones sumaron, a la par, un recorte a reservas que las llevó a su menos nivel desde octubre del año pasado. Así, las reservas pasaron a equivaler a apenas el 43% de las deudas que el Tesoro contrajo con el BCRA.
Vanoli no haría mal en directamente tachar como pérdidas a esas letras. La primera de ellas, emitida a 10 años en 2006, vence el próximo mes de enero y el proyecto de Ley de Presupuesto 2016 contempla su «rolleo» –reemplazo por otro papel similar–, no su pago.
«De hecho es peor, porque yo en las reservas no contaría al swap con China. Las reservas reales son u$s 11.000 millones menos de los u$s 27.700 millones que se informan», dijo Juan Manuel Pazos del Estudio Broda. «Es cierto que es un daño importante al patrimonio que muestra cierto límite, pero no estamos hablando de una empresa privada que no pueda trabajar con patrimonio neto negativo, con tiempo el próximo Gobierno va a poder revertir ese patrimonio», agregó.

Ventas cotidianas

Las reservas perdieron u$s 10 millones ayer y cerraron en u$s 27.742 millones. En lo que va de octubre, como resultado de los pagos de deuda ya mencionados, caen u$s 5488 millones. En lo que va del año pierden u$s 3681 millones.
La menor oferta privada obliga al BCRA a vender de sus propias arcas para evitar faltantes para ahorristas, turistas e importadores. El promedio semanal de liquidación de divisas del agro –principal oferente privado– pasó de u$s 587 millones entre abril y julio, a u$s 268 millones en septiembre. La semana pasada entraron u$s 296 millones, según datos de Ciara-CEC. Las ventas del BCRA de ayer fueron de u$s 90 millones y ya superan los u$s 4000 millones desde fines de julio.

FUENTE: CRONISTA