La construcción cayó 19,6% en junio y cerró el peor semestre desde 2002

Tanto la construcción como la industria mostraron datos negativos en junio: cayeron 19,6% y 6,4%, respectivamente. Expectativa por el segundo semestre

El primer semestre cierra con datos para el olvido: la construcción y la industria, dos sectores clave de la economía, se desmoronaron en junio y cayeron 19,6% y 6,4%, respectivamente, en la comparación con igual mes del año pasado, según datos del Indec.

La construcción se contrajo en el primer semestre un 12,4% respecto a igual período del año pasado y cerró así el peor semestre desde 2002, en término de caída interanual.
A su vez, en la variación de junio, registró una de las peores bajas de los últimos 14 años. En abril, por freno de la obra pública y el impacto de las lluvias (que se tradujeron en menos días trabajados), la caída interanual llegó al 24,1%, pero junio le siguió en el porcentaje al llegar al 19,6%. Para encontrar una disminución de mayor magnitud que estos dos meses hay que remontarse a septiembre de 2002, cuando se había desplomado un 20,2%.

De esta manera, las expectativas se centran de lleno para la segunda mitad del año, en la que se espera que, de manera tibia, los datos empiecen a mostrar signos de mejora. Algunos indicios de esperanza hay.

Uno de los indicadores que difunde el Indec es el de los permisos de edificación para la ejecución de obras privadas, que da la pauta de lo que se va a construir en los próximos meses: si bien disminuyó un 2,1% frente a mayo, muestra una mejora de 6,8% en la comparación con junio del año pasado y, acumula una mejora de 3,4% en los primeros seis meses frente a igual período de 2015, según el relevamiento en 41 municipios.

A esta variable, Fausto Spotorno, de Orlando J. Ferreres y Asociados, añadió que las encomiendas del Consejo Profesional de Arquitectura y Urbanismo, que son los pedidos de aprobación de planos, también crece.

Estos dos factores, sumados a la recuperación de obra pública, traccionarían a una mejora en el segundo semestre del año, aunque para Spotorno recién se notaría en el último trimestre del año.
Un punto que señaló Maximiliano Castillo, economista de la consultora ACM, es la falta de información por parte del Indec para identificar señales de mejora. «El dato oficial no da a conocer la versión mensual, desestacionalizada, razón por la cual se hace una lectura incompleta», sostuvo.

Si bien los indicadores mencionados vislumbran que el segundo semestre será mejor en la construcción, la demanda de insumos para la construcción siguió mostrando caídas pronunciadas en la comparación internanual. El rubro que más disminuyó fue «resto de los insumos», que incluye vidrio para construcción y tubos de acero sin costura, un 38,4%; le siguió artículos sanitarios de cerámica, 28%; un 27,6% en asfalto; 24,4% en hierro redondo para hormigón, 18,9% en pinturas para construcción; 18,6% en cemento; 17,5% en placas de yeso; 14,1% en pisos y revestimientos cerámicos; y 13,5% en ladrillos huecos.

Los puestos de trabajo registr