La brecha entre inflación oficial y la de estudios privados se amplía hasta 2% en el bimestre

Analistas consultados por Infobae coincidieron en que el IPC nacional empieza a mostrar «distorsiones» entre 1 y 2 puntos porcentuales con los datos relevados por consultoras. Advirtieron la aceleración inflacionaria en consumos populares comoalimentos

El ministro de Economía, Axel Kicillof, informó una inflación de febrero del 3,4%, que acumuló en el primer bimestre un avance de 7,2%, impulsada por los gastos en salud, alimentos y equipamiento del hogar.

Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), la suba de precios del segundo mes del año se desaceleró respecto del 3,7% de enero, aunque mostró en el rubro alimentos un salto del 4% mensual, por encima del promedio general y muy arriba del 2,7% de enero en este ítem, sobre el que el Gobierno redobló esfuerzos con el plan de «Precios Cuidados», debido a que es el que más afecta a los sectores de ingresos bajos.

 

Lorenzo Sigaut Gravina, economista jefe de Ecolatina, expresó que «un punto importante más allá de que entre enero y febrero puede haber una variación, cuando tomás el acumulado alto que el IPC Congreso está entre el 9% y el 10% en el primer bimestre, y el delIndec da un 7,2 por ciento«.

«En enero se podía justificar por tomar el área del Gran Buenos Aires, e impactó por el aumento de los colectivos en la ciudad de Buenos Aires. A nosotros nos ha dado por arriba. Hay un poco de diferencias en el acumulado, y se ve sobre todo en alimentos y bebidas», estimó Sigaut Gravina, en diálogo con Infobae.

«Cuando uno hace el acumulado del bimestre, esa sería la diferencia que hay», dijo el analista de Ecolatina, aunque reconoció que «el INDEC sigue convalidando una inflación cada vez más cercana a la realidad». Sin embargo enfatizó que «el dato del acumulado hay que destacarlo, empieza a acumular una distorsión, no sólo con respecto a nuestra medición».

La inflación promedio de consultoras privadas que es difundida por legisladores de la oposición como «Índice Congreso» ascendió a 4,3% en el segundo mes del año, para ubicarse como la más alta de los últimos 23 años para ese período. Para la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL) fue de 5,2% que para el mismo mes. El indicador elaborado por técnicos del gobierno porteño dio un 4,4% de suba en el ámbito de la ciudad de Buenos Aires en el mismo período.

 

Ricardo Delgado – radio Rivadavia

 

El director del Instituto Argentino de Análisis Fiscal, Nadín Argañaraz, dijo que la inflación oficial de febrero de 3,4% está casi «un punto debajo de lo que uno esperaba», por lo que advirtió que podría abrirse «uninterrogante» sobre la «credibilidad» de las estadísticas del INDEC.

Los expertos creen que se abre un interrogante sobre la credibilidad del nuevo índice

«Uno esperaba un índice más en línea con un 4% de parte del INDEC», señaló Argañaraz en alusión a las estimaciones del IPC Congreso y el relevamiento del gobierno porteño que «marcaban una tendencia en torno al 4,3 por ciento» para febrero.

 

En diálogo con Infobae, el economistaCamilo Tiscornia, director de Tiscornia & Asociados, apuntó que «la inflación de febrero está dentro de lo que se esperaba. Si se ve un poco flojo es la parte de alimentos y bebidas en comparación con lo que podría esperarse, más si uno piensa que las consultoras dieron bastante más, y la explicación es que en la Ciudad el aumento del boleto tenía mucho peso durante enero».

«En febrero el ajuste recayó en alimentos y bebidas, y lo que expresó el Indec no fue tan grande. Podría haber sido un poco más alto, no lo sé. Los privados no tenemos la capacidad de relevar como el Indec. Alimentos y bebidas te dio una suba de 1,9% en enero y casi 7% en febrero según lo que nosotros calculamos, mientras que Indec tuvo una variación del 3,3% en enero y 4% en febrero en alimentos», aseveró Tiscornia.

Para Bernardo Martino, economista de ACM Consultores, «si bien es más de loque nos tiene acostumbrados el Indec, fue menos de lo esperado teniendo en cuenta los indicadores privados como el de CABA, Congreso y el de Graciela Bevacqua«.

«Esperábamos una suba mayor que la de enero; en enero hubo discrepancias por el aumento de las tarifas en el transporte púbico en la ciudad de Buenos Aires, pero el resto de los segmentos también se siguieron acelerando. Los alimentos venían acelerándose, sobre todo porque en el Interior pesan más las canastas regionales. Esperábamos algo más cerca de 3,8%», apuntó Martino a Infobae.

El especialista de ACM Consultores añadió que sus estudios detectaron «diferencias de más de un punto porcentual en el acumulado de los dos meses. Suponiendo que la zona metropolitana te da un promedio de 4,4% y 4,3%, está diciendo que la provincia aumentó un 2,6 por ciento», por cuanto consideró que «el arrastre de la inflación debería haber sido más fuerte».

Las mediciones privadas registraron en febrero una inflación mayor a la de enero

Más realista, pero con dudas metodológicas

El socialista Héctor Polino, de la ONG Consumidores Libres, aseguró en diálogo con radio Rivadavia que el IPCNu de febrero es un índice que «se ajusta bastante a la realidad«, pero que «es muy alto si tenemos en cuenta que la mayoría de países del mundo tienen una inflación anual que no llega a ese porcentaje».

Polino dijo que «en el mes de febrero nos dio un aumento de 3,96%, y un 2,76% en la primera quincena del mes de marzo. No advierto una desaceleración de precios, almentos en los artículos de la canasta básica de alimentos».

 

Héctor Polino – radio Rivadavia


Ricardo Delgado
, economista de la consultora Analytica y referente económico del partido Frente Renovador, aseguró que el INDEC está en un «proceso de reconocimiento mayor de la inflación», perometodológicamente les falta algunas cosas, como que los comunicados de prensa se publiquen con los precios que se miden, como se hacía antes de la intervención». Además, dijo que «Kicillof se equivoca al presentar el índice con  al director técnico del INDEC,Norberto Itzcovich, y a la directora del Instituto, Ana María Edwin, porque están ligados a la falsificación de estadísticas«.

A su turno, la economista Marina Dal Poggetto, del estudio Bein, consideró que la cifra de inflación oficial de febrero de 3,4% «está en línea» con la medición de esa consultora, aunque advirtió que aún «no hay estabilidad de precios» como pregonan funcionarios del Gobierno.

«El número de 3,4% da bastante bien con nuestro relevamiento que para el mes de febrero era de 3,2%, a pesar de que tiene una composición distinta porque nuestra medición solo abarca a la ciudad de Buenos Aires», señaló Dal Poggeto en diálogo con DyN.

De todos modos, la economista discrepó con los dichos del jefe de Gabinete Jorge Capitanich, quien por la mañana había dicho que en marzo se observa una «estabilidad» de precios. «Yo no hablaría de estabilidad de precios, pero sí el ritmo de (suba) de precios se desaceleró«, expresó la economista, quien evitó dar estimaciones sobre el resultado de marzo.

Al respecto, alegó que «aún falta medio mes como para hacer proyecciones, falta hacer varias mediciones». La analista remarcó que en marzo se evidencia una desaceleración de precios en algunos «alimentos frescos» pero también hay «aumentos en servicios», como las prepagas o el pasaje del subte, con lo cual insistió en que «estabilidad de precios no hay».

FUENTE: INFOBAE