La bolsa porteña desciende un 1,3%, presionada por el sector petrolero

El índice Merval desciende un 1,3% este miércoles hasta las 16.4265,71 unidades, presionado por las acciones del sector petrolero, ante una caída de los precios internacionales del crudo y en pleno reacomodamiento de los mercados ante el inesperado triunfo presidencial de Donald Trump en Estados Unidos.

Según operadores, los inversores se movían en un marco de mayor circulante ya que las ofertas recibidas el martes por el Banco Central en su licitación de deuda fueron inferiores a los vencimientos.

En ese marco, los mayores retrocesos los registran las acciones de Petrobras (-2,8%), y de YPF(-2,1%).

En tanto, el riesgo país, medido por el banco JP.Morgan, aumentaba cuatro unidades hasta los 495 puntos básicos.

El panel líder se disparó ayer un 5% por compras de inversores institucionales al compás de las subas de la mayoría de las bolsas de regionales y la suba del petróleo.

El Merval venía de hundirse casi 12% desde que se conoció el resultado de las elecciones estadounidenses el martes de la semana pasada. Sin embargo, los inversores aprovecharon precios atractivos de muchos activos golpeados para retomar las órdenes de compra, aunque en un marco de menores negocios que en los últimos días.

En ese contexto, las principales subas las registraron las acciones que de San Miguel (+10,7%); Agrometal (+9,5%); y Mirgor (+9,2%).

Además, los activos del sector petrolero, los más negociados, subieron con fuerza gracias a la disparada del crudo. El WTI voló un 5,7% a u$s 45,81 por barril ante la perspectiva de un posible acuerdo de los países de la OPEP para limitar la producción de cruto.

El economista jefe del Inversor Global, Diego Martínez Burzaco, advirtió a ámbito.com que «la volatilidad continuará en el mercado bursátil pero que en esta rueda los inversores buscan ganar rentabilidad con compras de oportunidad, tras el excesivo castigo que tuvieron algunas empresas pese a que presentaron buenos balances en medio de una economía estancada y de un mundo incierto».

El analista resaltó que en este contexto «el costo más grande para el país es la suba de los rendimientos de los bonos argentinos que encarece las colocaciones futuras de deuda». Esto se produce porque las tasas del Tesoro de EEUU crecieron fuerte durante los últimos días dado el temor a que las promesas del electo presidente (fuerte gasto en infraestructura y rebajas fiscales), pueda impulsar la inflación y obligar a la Reserva Federal a subir los tipos de interés más de lo esperado.

Por su parte, Giselle Colasurdo, analista de Bull Market Brokers, indicó a este medio que «que la fuerte suba registrada en la jornada no será a largo plazo. Es más, seguirán los altibajos, aunque este miércoles será clave para ver si este avance se consolida o se confirma que fue solo un rebote». Ante este panorama, Colasurdo recomendó «mantener cierta cautela y esperar a ver cómo evoluciona la coyuntura internacional».

En el mercado subrayaron que el único dato negativo de la jornada fue el volumen de negocios operados en acciones, que se contrajo más de 31% hasta los $ 392,29 millones (el último jueves había superado los $ 900 millones).

El único dato negativo de la jornada fue el volumen de negocios operados en acciones, que se contrajo más de 31% hasta los $ 392,29 millones (el último jueves había superado los $ 900 millones).

El balance de la rueda dejó un resultado de 73 subas, sólo 6 descensos y cuatro títulos sin cambios en su cotización.

En el segmento de la renta fija, los títulos soberanos más largos en dólares ensayaron un recuperación tras las fuertes caídas de los últimos días. Así fue como el Argentina 2046 ganó un 1,2%, y el Discount ley de Nueva York avanzó un 0,6%.

FUENTE AMBITO