Las acciones y los bonos subían este viernes luego de la publicación de un dato laboral estadounidense más débil a lo esperado, que llevó al mercado a especular que la Reserva Federal podría demorarse más en subir las tasas de interés.

Este aliciente sumado a la firmeza del crudo y a una controlada plaza cambiaria ayudaban a los inversores institucionales para que recuperaran carteras con activos de buena liquidez.

El índice Merval de la Bolsa de Buenos Aires ganó un 1,4% a 15.965 unidades, liderada por la petrolera brasileñaPetrobras con un 3,8 por ciento.

Los bonos en el Mercado Abierto Electrónico (MAE)subieron en promedio un 0,5%, con el riesgo paíselaborado por la banca JP Morgan con caída de cuatro unidades a 454 puntos básicos.

«Acompañando la tónica externa, los activos domésticos también aguardan señales desde el payrolls en EEUU ya que podría otorgar pistas sobre la marcha de la política monetaria de corto plazo, la cual sin dudas tiene efectos sobre el apetito por riesgo global«, explicó Gustavo Ber, economista del estudio Ber.

Agregó que «la pausa reciente en la demanda por los bonos y las acciones locales, tras las fuertes apreciaciones acumuladas, se explica porque los inversores ahora esperan datos respecto a la reactivación de la ‘macro’ y el ingreso de capitales antes de volver a reforzar apuestas».

En los mercados del exterior incidió que el crecimiento del empleo en los Estados Unidos se desaceleró en agostomás de lo previsto tras dos meses de fuertes avances y el aumento de salarios se moderó, lo que podría llevar a laReserva Federal a descartar la posibilidad de subir este mes las tasas de interés.

Las nóminas no agrícolas subieron en 151.000 empleos el mes pasado tras una cifra revisada al alza de 275.000 en julio, con un declive de las contrataciones en los sectores de manufacturas y construcción, dijo el viernes el Departamento del Trabajo. En tanto, la tasa de desempleo se mantuvo sin cambios en un 4,9%, con la entrada de más personas al mercado laboral.

FUENTE INFOBAE