La AFIP lanza un nuevo plan de pagos para morosos

Por Darío Gannio

El Gobierno lanzará un plan de facilidades de pago para los contribuyentes que tengan deudas con la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) que será permanente y que sólo excluirá a quienes estén imputados penalmente. Desde el fisco consideraron que las moratorias anteriores estuvieron erradas.

El programa será para las deudas en general y alcanzará tanto a los autónomos como a los monotributistas y a los trabajadores en relación de dependencia. “Esto es una rueda de auxilio”, consideró el titular de la AFIP, Alberto Abad, que calificó al plan de “objetivo” y aseguró que será permanente.

“La intención es evitar que aquellos contribuyentes que se demoraban en el pago de algunas cuotas no pudieran mantenerse en el sistema”, sostuvo Abad, al tiempo que opinó que la última moratoria lanzada en noviembre del año pasado por su predecesor, Ricardo Echegaray, fue “un canto del cisne”, porque se lanzó poco antes del recambio presidencial. Ese plan era para deudas impositivas, aduaneras y recursos de la seguridad social, con planes de pagos de hasta diez años, y se sumaba a otra moratoria lanzada por la administración anterior a principios del 2015.

El nuevo plan no alcanzará a las retenciones y percepciones impositivas y previsionales, anticipos y pagos a cuenta, IVA por importación de servicios, ART y deudas en planes vigentes. Además, excluirá a los ciudadanos imputados penalmente. La semana que viene el Gobierno emitirá la resolución aclaratoria del plan, que se difundirá con una fuerte campaña comunicacional.

Los plazos de pago no serán los mismos para todos los morosos, sino que se podrá hacer hasta en tres cuotas para los aportes de los trabajadores en relación de dependencia, hasta seis para las obligaciones impositivas y de seguridad social, hasta 20 para los autónomos y monotributistas y hasta dos años para las deudas por ajustes de inspección. Las cuotas tendrán un importe mínimo de $500 para los autónomos y monotributistas, mientras que para el resto será de 1.000 pesos.

El programa será con sistema de amortización francés y la tasa de financiación se actualizará mensualmente, tomando como referencia la tasa nominal anual del Banco Nación para los plazos fijos a 180 días.

Los beneficios, según resaltó la AFIP, serán el levantamiento de la suspensión en los registros especiales aduaneros, la posibilidad de obtener el certificado fiscal para contratar con el Estado y acceder a beneficios fiscales que exigen cumplimiento, como los requeridos para la exportación.

Desde el fisco también aclararon que los morosos que entren en esta iniciativa quedarán fuera del plan en el caso de que acumulen dos cuotas impagas, que pueden ser no consecutivas.

 

FUENTE DIARIO BAE