Inversores del exterior salen a la caza de activos baratos en Argentina y Brasil

1

La devaluación local y la salida del cepo cambiario se han convertido en una fórmula perfecta para los inversores extranjeros que buscan en el país activos baratos acompañados de reglas del juego claras.

Más allá de que hay otras variables a tener en cuenta, como las tarifas, subsidios y la inflación, muchos fondos del exterior, sobre todo de los Estados Unidos y Europa, ya se sienten atraídos por la Argentina, sobre todo en sectores de la energía, infraestructura e inmobiliario.

Héctor D’Odorico, Presidente del Colegio Único de Corredores Inmobiliario de la Ciudad de Buenos Aires (CUCICBA), analiza que “la salida del cepo ayuda a recuperar la confianza y a que vuelvan las inversiones extranjeras al sector.

Hoy en el mundo hay liquidez y la Argentina representa un gran atractivo para la inversión extranjera. Los activos están baratos en el país. Sin restricciones cambiarias y con señales de normalidad, comenzarán a ingresar capitales del resto del mundo”.

En Brasil se vive una realidad similar. Con la fuerte desvalorización del real y el crecimiento de su mercado interno en la última década, el país vecino convirtió en un preciado blanco de inversores globales, según se constató en la reciente edición del Foro Económico Mundial, en Davos, Suiza.

La percepción generalizada es que el país quedó “muy barato”, y varios inversores indicaron que existen perspectivas de nuevos negocios en Brasil “a mitad de precio”, indicó el portal Brasil 247.

‘La inversión en dólares se fue muy abajo y estamos mirando más negocios en Brasil‘, dijo el empresario George Logothetis, citado por el diario valor. Su grupo familiar, de origen griego, tiene interés en el transporte marítimo, la aviación, hoteles y energía.

Hotelería

En Brasil la compañía está construyendo tres hoteles junto a su socio Hyatt y tienen un proyecto para levantar diez más, con inversiones de 300 millones de dólares.

El mexicano Alejandro Ramirez, presidente da Cinepolis, una de las mayores empresas de salas de cine del mundo, también dijo estar atento a la expansión de Brasil, donde ya posee 320 salas: “El cambio está tan favorable que estoy pensando que pagué caro en el pasado por el negocio en Brasil”, dijo.

El economista jefe del banco Bradesco, Octávio de Barros, dijo que Brasil atrae porque, además del cambio favorable, después de China, es el país emergente más diversificado.

“Eso estimula la inversión estratégica de mediano y largo plazo”, indicó.

FUENTE DIARIO BAE