Guillemo Nielsen: «El mercado no aceptará la prolongación de esta política económica»

El economista y especialista en deuda aseguró que la vuelta a los mercados internacionales «quedó en el tintero». El bonista Horacio Vázquez pidió al Gobierno sentarse a negociar

Con el foco en los próximos meses de la economía argentina, el economista del massismo,Guillermo Nielsen, se mostró preocupado por una combinación de déficit fiscal «abultado», destrucción de empleo y lo que él define como un «parate en la economía». «No sé cuánto tiempo puede prolongarse esta combinación para que se vea reflejado en un desplazamiento de la demanda de dinero», aseguró, en una entrevista con Paulino Rodrigues en Infobae TV.
En este sentido, destacó que el mercado «no va a aceptar pasivamente la prolongación de esta política económica». El especialista en deuda aseguró que el avance del precandidato Daniel Sciolien las encuestas aleja la idea que tenían los inversores de un cambio de Gobierno, debido a su cercanía con La Cámpora y «los elogios a (Axel) Kicillof». Y agregó: «Esto descolocó a la comunidad inversora».
La falta de encuentros entre el Gobierno y los holdouts volvió al centro de escena. El país rechazó una invitación del mediador Daniel Pollack para sentarse a negociar. «La República nos ha informado que, luego de estudiar detenidamente la situación, ha concluido que no es posible entablar negociaciones en este momento con motivo de la persistencia de las demandantes en llevar adelante conductas que afectan a la República», dice en una nota el abogado del estudio Cleary Gottieb, Carmine Boccuzzi

El bonista argentino y presidente de la Asociación de Damnificados por la Pesificación y el Default (ADAPD), Horacio Vázquez, dijo que el país «dejó pasar el tiempo y perdió el juicio hace rato». Y destacó: «Los particulares argentinos han quedado en el camino tratando de que el Estado no los discrimine respecto a los grandes grupos económicos».

«La oferta del Gobierno es perversa: el que no entra ahora va a cobrar menos. Pero de lo que se olvida es que tiene bonos emitidos en legislación de EEUU por voluntad propia y los juicios se han perdido. Tiene que cumplir la sentencia: hay que reunirse ahora con las partes», agregó. Vázquez especificó que compró títulos bajo ley norteamericana por desconfianza en la emisión de deuda bajo legislación local.

Para Nielsen, el Gobierno no dejó en claro «por qué sigue con la tesitura» de no negociar y se tomó el camino de la «autarquía sin una discusión profesional». Y concluyó: «La discusión de si se arregla o no con los holdouts, se debe evaluar las alternativas por su impacto en variables económicas, y eso no se hizo».

VÁZQUEZ: «EL GOBIERNO PERDIÓ LOS JUICIOS Y DEBE CUMPLIR CON LA SENTENCIA».

A una década del canje de deuda que lanzó el ex presidente Néstor Kirchner, la deuda es aún unamochila pesada para la Argentina. La deuda pública total del Estado Nacional alcanzó al 42,8% del PBI al cierre del primer semestre del 2014, ubicándose en u$s198.863 millones, según datos oficiales de la secretaría de Finanzas.

El tan mentado «desendeudamiento», a diez años del canje que iba a solucionar todo, quedó en tan sólo un cambio de manos. Los mayores acreedores del Estado Nacional son los organismos públicos, que poseen el 57,8% del total de la Deuda Pública Nacional, destacándose el Banco Central (BCRA), el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la ANSES y el Banco de la Nación Argentina (BNA), entre otros.

FUENTE INFOBAE