Gobierno apura nueva ley para reformar el mercado de capitales

El proyecto de reforma del mercado de capitales , que le otorga todo el poder a la Comisión Nacional de Valores para fiscalizar, autorizar y vigilar tanto la operación de los mercados y agentes como la cotización de títulos y valores de empresas, ingresó ayer al Congreso por Diputados.

Así se conoció por primera vez el texto completo de la ley y se confirmaron algunos adelantos, como la eliminación de la exigencia de poseer una acción del Mercado de Valores, que hoy reúne a los agentes que operan directamente en la compraventa de títulos valores, o la apertura a otros sistemas de calificación de riesgo para las cotizantes, como el caso de las universidades. La calificación del riesgo es un punto clave, más allá de los errores que se cometieron en el pasado en el Sistema Bursátil Argentino, para que el inversor tenga información sobre la situación de las empresas y papeles en cotización.

Así, el proyecto fija que la «CNV establecerá las formalidades y los requisitos que deberán cumplir las entidades que soliciten su registro como agentes de calificación de riesgo, incluyendo la reglamentación de lo dispuesto en la presente ley y determinando la clase de organizaciones que podrán llevar a cabo esta actividad».

Universidades

Además, la Comisión Nacional de Valores «podrá incluir dentro de este registro a las universidades públicas y privadas autorizadas a funcionar como tales, a los efectos de su actuación, fijando los requisitos que deberán acreditar, considerando su naturaleza».

También se abre el abanico al facultar a «los agentes de calificación de riesgo, a solicitud de las emisoras y otras entidades, a calificar cualquier valor negociable, sujeto o no al régimen de oferta pública».

«Queremos que se termine con el verso de las calificadoras», había dichoCristina de Kirchner en el discurso en la Casa Rosada de la semana pasada, donde reveló la existencia del proyecto para modificar las reglas del mercado.

Cuando el proyecto se convierta en ley, el funcionamiento del mercado tal como se lo conoce hoy en la Argentina tendrá cambios profundos.

En principio, la Bolsa de Comercio local o las que funcionan en muchas provincias deberán transformarse de asociaciones sin fines de lucro en sociedades anónimas, requisito indispensable para constituirse en un mercado. Eso hará también que pierdan el monopolio de ser los ámbitos naturales para llevar adelante las cotizaciones, tanto desde el punto de vista de la supervisión, como de la asociación de agentes que operan en el mercado. Todas las funciones quedarán en manos de la CNV, que luego podrá autorizar la formación de mercados y Bolsas. Hasta la denominación de cada uno de esos mercados, futuros, opciones o valores, pasará a ser propiedad absoluta de la CNV.

El proyecto oficial de reforma de los mercados de capitales desplazará a la Ley de Oferta Pública que se aprobó durante la dictadura de Juan Carlos Onganía, en 1968.

• Reservado

En realidad, el proyecto ingresó por mesa de entradas de Diputados el viernes 26 de octubre a las 21, pero estuvo reservado hasta ayer. Julián Domínguez, presidente de la Cámara, lo giró a la Comisión de Finanzas.

Uno de los puntos centrales del proyecto establece el fin del sistema de autorregulación que les permitía a los agentes financieros ser controlados por sus propios pares y otorga más potestades a la CNV para controlar el sistema bursátil y tener poder sancionatorio para regular el mercado de capitales.

Entre otras cuestiones, y según los fundamentos, el proyecto busca regular los sujetos y valores negociables comprendidos dentro del mercado de capitales, sujetos a reglamentación y control de la CNV.

La iniciativa, integrada por 155 artículos, tiene como objetivo «promover la participación en el mercado de capitales de pequeños inversores, asociaciones sindicales y organizaciones profesionales», y propender a la creación de un mercado de capitales federalmente integrado.
FUENTE: AMBITO