Gobierno acusó a fondo Aurelius de hacer «amenazas irracionales» y calificó a buitres de «mafia mundial

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, salió al cruce del fondo especulativo Aurelius luego de que mediante un comunicado asegurara que tras el default «lo peor está por venir» para la Argentina.

En su habitual conferencia de prensa, Capitanich calificó de «amenazas absolutamente infundadas e irracionales» las afirmaciones del fondo y consideró que los buitres son «grupos minúsculos voraces que constituyen una mafia internacional».

El fondo Aurelius advirtió este miércoles que «no hay perspectivas realistas de una solución privada» con los bancos extranjeros para que la Argentina salga del default, al sostener que las ofertas recibidas «no eran ni remotamente aceptables».

En un comunicado, este fondo minoritarios que litiga contra la Argentina por el pago de títulos que no entraron al canje sostuvieron que «los funcionarios argentinos se esconden detrás de la cláusula RUFO pero no hacen ningún esfuerzo para buscar exenciones de las que le hemos ofrecido».

Los bancos Citi, Deutsche Bank, HSBC y JP Morgan intentan seguir negociando con los fondos buitres la compra de títulos que no ingresaron al canje, pero las tratativas iniciadas a fines de julio no han producido avances muy significativos. En cuanto al comunicado de este miércoles es sabido que la estrategia de los bancos apuntaba a convencer al fondo NML quien posee la parte mayoritaria de la deuda y de lograr un acuerdo con este ultimo el menor debería acoplarse.

Aureluis aclaró que ninguna propuesta recibida «fue remotamente aceptable». Las entidades que hicieron dichas propuestas no están preparadas para cubrir más que una pequeña parte de los pagos que quieren que aceptemos y explicó que una propuesta fue retirada antes de poder ser revisada y que sus contrapropuestas nunca obtuvieron una respuesta productiva.

En otro duro párrafo contra Argentina lanzaron: «Si quitamos el velo de este proceso de negociaciones irreal queda sólo una sobria verdad: los líderes argentinos tomaron una decisión calculada y cínica para violar y repudiar una orden judicial y poner a su república en default» y denunciaron que el equipo que negocia por Argentina se escuda detrás de la cláusula RUFO pero «no hacen ningún esfuerzo para que los bonistas renuncien a ese derecho».

«El pueblo argentino ya pago un significativo precio por la desmesura de sus dirigentes. Con Argentina defaulteando sus bonos otra vez, tememos que lo peor está por venir», cierran la misiva

FUENTE: AMBITO