Fuerte revés para el Gobierno: Griesa ordenó pagar a los fondos buitre

l juez estadounidense Thomas Griesa falló a favor del reclamo de los fondos buitre, al resolver que Argentina debe pagarle, el 15 de diciembre próximo, 1.330 millones de dólares a los bonistas que no entraron en el canje.

Se trata de un nuevo revés para el gobierno de Cristina Fernández, que el martes, a través del ministro de Economía, Hernán Lorenzino, había anticipado que apelaría ante la Corte Suprema de los Estados Unidos en ‘caso de ser necesario‘

La medida del juez neoyorquino dispone que la Argentina debe pagarle a los holdouts, incluidos los fondos buitre, el total de lo que se les debe, 1.330 millones de dólares,el 15 de diciembre próximo.

“En diciembre de 2012, hay pago de intereses a los tenedores de bonos reestructurados por aproximadamente 3.140 millones de dólares. Presumiblemente, Argentina tiene pensado pagar el 100% de lo que debe. Hay actualmente deudas que se le debe a los demandantes”, indicó Griesa

Aclaró que “esto es lo que se debe actualmente, no deuda sobre un período de tiempo futuro”, según los reportes de agencias de noticias internacionales

“Para poder cumplir con la orden judicial, Argentina tiene que pagarle a los demandantes el 100 por ciento de esos 1.330 millones al mismo tiempo o antes de que les pague a los tenedores de bonos reestructurados”, en un depósito o cuenta de garantía, sostuvo el juez en su escrito.

También puntualizó que “los tenedores de bonos reestructurados hicieron su elección de no seguir el mismo camino que los demandantes siguieron”.

“La República Argentina tiene permanentemente prohibido realizar acciones que evadan las directivas de esta orden”, agregó el fallo.

También, Griesa rechazó el pedido de Argentina para que se suspendieran las órdenes judiciales hasta tanto se haya terminado el proceso de apelaciones, que bien podría llegar hasta la Corte Suprema.

El canje de deuda fue anunciado el 3 de marzo de 2005, cuando el entonces presidente Néstor Kirchner y el ministro de Economía, Roberto Lavagna, aseguraron que el 75 por ciento de los acreedores aceptaba cambiar sus títulos, resignando un 65 por ciento del valor de esos papeles.

Sin embargo, un grupo de fondos de inversión que no aceptó el acuerdo compró títulos e inició reclamos judiciales.

Entre ellos se encuentra NML, uno de los llamados ‘fondos buitre‘ más visible, que concretó 11 demandas ante el juez Griesa y, a causa de un recurso, hizo que la fragata Libertad esté retenida en el puerto de Tema, Ghana, desde el 2 de octubre.

El Gobierno reabrió el canje en 2009 y se llegó a un 92% de aceptación.
FUENTE: CRONISTA COMERCIAL