Francisco le escribió a Lorenzetti y le pidió «no perder el ánimo»

«Administrar justicia es una de las más insignes tareas que el hombre puede ejercer. Ciertamente no es fácil y, a menudo, no faltan dificultades, riesgos o tentaciones. Sin embargo, no se puede perder el ánimo«, sostuvo el papa Francisco en la carta, fechada el pasado 23 de marzo y que fue difundida en las últimas horas.

«A Dios le hablaré de Usted y del importante quehacer que desempeña», escribió el Pontífice al titular de la Corte, para que «le ayude en su ardua labor y asista con su luz y su gracia a cuantos imparten Justicia en los distintos tribunales del país».

El Papa destacó los ideales de «ecuanimidad e imparcialidad» de la Justicia y consideró que es necesaria «diligencia» para resolver las causas judiciales.

«Cuando la justicia llega tarde o no llega, se engendra mucho dolor y sufrimiento, la dignidad humana queda lastimada y el derecho postergado», precisó al respecto.

Para el Papa, la Justicia debe «respetar el orden, derrotar el mal y tutelar la verdad». Finalmente, Francisco envió un «saludo cordial» a los trabajadores de los Tribunales y pidió: «Recen por mí, pues mucho lo necesito».

FUENTE: INFOBAE