Fondos buitre rechazaron la propuesta de la Argentina en Nueva York

Los fondos «buitres» rechazaron el viernes ante la justicia estadounidense la propuesta de pago de Argentina en el juicio por bonos en default desde 2001, exigiendo que se cumpla el fallo que exige al país abonar 1.330 millones de dólares de capital e intereses adeudados.

«Años de desafío de Argentina no pueden ser curados con una retorcida oferta para dar a los demandantes aún más bonos de Argentina que valen centavos de dólar», indicaron los fondos de riesgo NML Capital y Aurelius en su documento presentado ante el Tribunal de Apelaciones de Nueva York.

«La orden del tribunal no fue en ningún modo un abuso de discreción y debe ser reafirmada», agregan los fondos en su presentación de 30 páginas, entregada tres días antes del plazo del 22 de abril dispuesto por un panel de tres jueces federales de segunda instancia a inicios del mes.

El Tribunal de Apelaciones de Nuea York ratificó a fines del año pasado una orden del juez federal Thomas Griesa para que NML Capital y Aurelius cobren de inmediato y en un solo pago 1.330 millones de dólares de capital e intereses adeudados por Argentina por bonos en default desde 2001.

Acosado por esos dos fallos adversos, que amenazan con provocar un nuevo default de la deuda argentina, el Gobierno argentino ofreció a fines de marzo a los fondos que denomina como «buitres» un pago en las mismas condiciones del canje de 2010.

Argentina reestructuró más del 92% de sus bonos en default en dos canjes en 2005 y 2010 con una quita cercana al 70% en el valor nominal de los títulos y nuevos vencimientos de entre 28 y 33 años.

Para cumplir con la cláusula de ‘pari passu’ establecida por el juez Griesa, que implica equidad para todos los acreedores, el país incluyó en su propuesta la opción de un bono con descuento con vencimiento en 2033 y una tasa de interés de 8,28%, además de prometer pagar intereses caídos desde 2003.

Pero NML Capital y Aurelius indicaron en su respuesta del viernes que la propuesta argentina «sólo sirve para demostrar que no respeta sus obligaciones asumidas de manera voluntaria o la ley».

Tras esta presentación de los fondos de riesgo, el tribunal puede expedirse en cualquier momento a partir de ahora.

El Gobierno ya advirtió que no aceptaría un fallo desfavorable que le obligue a pagar el 100% de lo adeudado, ante el riesgo de sufrir un aumento inmanejable de hasta 43.000 millones de dólares en su deuda por posibles reclamos de bonistas que entraron en los canjes y que se sentirán perjudicados.

Además, la justicia estadounidense podría embargar los fondos girados por Argentina al Bank of New York, su agente de pago para la deuda reestructurada, obligándola a buscar otra sede de pago para evitar un segundo default.
Ambas partes pueden intentar llevar la causa ante la Corte Suprema estadounidense.

 FUENTE AMBITO