FMI aclara que abstención en juicio de holdouts «no tiene nada que ver con Argentina»

Por: Liliana Franco

La cuestión del retiro del apoyo del Fondo Monetario Internacional y del Tesoro de los Estados Unidos a la posición argentina ante los holdouts concitó el interés del periodismo internacional que asistió a la habitual conferencia de prensa que brinda el FMI cada dos jueves y de la que ambito.comparticipó por teleconferencia. En esta ocasión, el vocero William Murray tuvo que dedicar la mayor parte de su exposición a intentar explicar las causas por las cuales el organismo multilateral no avanzó en el apoyo a la Argentina, pese a que su titular, Cristine Lagarde, había hecho pública la intención de acompañar con un escrito la posición de las autoridades argentinas. 

«La razón fundamental (del retiro del escrito en apoyo) no tiene nada que ver con Argentina, tiene que ver con los principios y las implicancias políticas en un caso legal particular», respondióMurray.

Además preció que el FMI decidió no presentarse como «amigo del Tribunal» para interceder ente la Corte Suprema a favor de la Argentina en la disputa con los holdouts, porque los Estados Unidos retiraron el apoyo al país y haberlo hecho hubiese colocado al organismo «en el medio de una disputa entre dos países miembros».

En Washington se explicó que la decisión de Lagarde es para preservar su «deber de neutralidad».«La directora gerente del FMI ha retirado su recomendación de que el consejo administrativo del Fondo envíe un escrito en el caso argentino, luego de la decisión de las autoridades estadounidenses de no seguir apoyando», fue la explicación del Fondo.

Cabe recordar que el FMI se preparaba para pedir al máximo tribunal estadounidense que revisara el caso, luego de la decisión de un juez federal favorable a los fondos especulativos que rehusaron entrar en los canjes de deuda en default del país desde 2001.

Sin embargo, esta iniciativa del Fondo, motivada en su temor porque ese fallo comprometa futuras reestructuraciones de deuda de los países, necesitaba el apoyo de los Estados Unidos, que es el principal accionista del organismo multilateral«El punto principal es que todos los países deben ser flexibles en los casos de restructuración de deudas y si esa flexibilización es comprometida, esto tiene efectos sobre la estabilidad del sistema financiero global», acotó Murray.

Según señalaron en el FMI, la ausencia de apoyo de los Estados Unidos podría socavar la efectividad de la solicitud del Fondo. Además, las autoridades del organismo multilateral evaluaron que, de prosperar la iniciativa, hubiera colocado al FMI en el medio de una disputa entre dos países miembros; frente a esta circunstancia, el organismo decidió preservar un «deber de neutralidad».

Con todo, en el Fondo se sostiene que el organismo se mantiene «profundamente preocupado por las amplias implicaciones que la decisión de la corte federal podría tener para el proceso de restructuración de deuda en general».

Murray fue consultado sobre por qué se mostró confiada Lagarde en la reunión del G-20 celebrada la semana pasada en Rusia, en cuanto a dar un respaldo a la posición argentina, y a qué responde el cambio de los Estados Unidos. El funcionario se excusó argumentando que no puede responder por el Tesoro de los Estados Unidos.

Sin embargo, en Washington señalan que el Tesoro no cerró completamente la posibilidad de que pueda eventualmente presentarse apoyando la postura Argentina contra los holdouts. Ante esta posibilidad de que esto ocurra Murray precisó que Fondo reconsideraría de nuevo su postura.

Cabe recordar que Argentina apeló el pasado 25 de junio en la Corte Suprema de los Estados Unidos para revertir el fallo de octubre del año pasado del juez federal Thomas Griesa, que aseguraba que Argentina había violado los términos del contrato que obligaba a tratar a todos los acreedores por igual.

Este viernes 26 de julio vence el plazo para que otras partes se presenten ante el Tribunal Tribunal Supremo de manera voluntaria pero el Tesoro de los Estados Unidos siempre puede hacerlo, si es que cambia de postura.

FUENTE: AMBITO