Fitch vuelve a pegarle a Argentina

La agencia de medición de riesgos Fitch volvió a estimar perspectivas negativas para Argentina en cuanto a la calificación de crédito y al crecimiento de su economía.

Fitch considera que las perspectivas de calificación de crédito de Latinoamérica son estables, excepto en Argentina, El Salvador y Venezuela, que son negativas.

En un seminario sobre «Latinoamérica, oportunidades y retos» en Fráncfort, Fitch dijo que las perspectivas de Ecuador y de Uruguay son positivas.

«Condiciones externas débiles, precios de materias primas estables y la falta de reformas significativas es posible que resten valor en 2013 a las rápidas mejoras en la solvencia de Latinoamérica hechas hasta ahora», señaló.

Fitch considera también que «condiciones externas inciertas podrían golpear la solvencia de países con amortiguadores limitados y marcos políticos débiles».

La agencia de medición de riesgos añade que el producto interior bruto (PIB) regional crecerá en 2013 hasta el 3,7 %, desde el 2,8 % de 2012.

Este pronóstico está muy influido por el repunte esperado en Brasil, aunque hay riesgos a la baja asociados con esta recuperación.

El crecimiento de la región estará apoyado por una demanda nacional favorable en un momento en que el crecimiento mundial es débil. La estabilidad macroeconómica estará apuntalada por tasas de inflación moderadas en la mayor parte de los países.

La directora de deuda soberana de Latinoamérica de Fitch, Shelly Shetty, dijo a EFE que México y Brasil crecerán este año entre un 3,5 y un 4 %.

En general, la región se está poniendo al día en muchos aspectos como el consumo y la expansión, según Shetty.

Bolivia, Chile, Colombia, Panamá, Perú, Surinam y Uruguay van a tener un comportamiento mejor que el crecimiento medio de la región del 3,7 %. Panamá va a ser el país con el crecimiento económico más rápido en la región.

Sin embargo, Argentina, El Salvador, Jamaica y Venezuela van a tener un crecimiento por debajo de la media.

Los principales riesgos a la baja para el crecimiento de la región y las perspectivas de crédito son exteriores e incluyen que se materialice el abismo fiscal en EEUU, una intensificación significativa de la crisis de endeudamiento de la zona del euro y una desaceleración en China más rápida de lo esperado, incluido un aterrizaje forzoso.

«Todos estos factores podrían debilitar la demanda externa y los precios de las materias primas más de lo esperado», según la agencia de medición de riesgos.

Fitch anticipa que la consolidación fiscal será lenta en 2013 como resultado de que sólo se va a producir una caída moderada en la deuda pública en la mayor parte de los países.

Chile y Perú son los países que mejor posicionados están para implementar estímulos fiscales para compensar impactos exteriores potenciales.

Fitch calcula que las reservas internacionales de la región aumentaron a 812.000 millones de dólares en 2012, desde los 494.000 millones de dólares en 2008. Asimismo prevé continuidad política en Chile y Ecuador tras las elecciones presidenciales y parlamentarias.

Además, considera que la consolidación de democracias electorales en la región ha reducido los riesgos relacionados con cambios violentos de regímenes. «La expansión de la clase media y una caída continuada de las desigualdades de ingresos en la región debería apoyar la estabilidad política y social en el futuro», según Fitch.

 FUENTE: AMBITO