Fallo golpeó duro: se hundieron los cupones 13% y la Bolsa 3,3%

ras el fallo del juez federal de Nueva York, Thomas Griesa, a favor de los fondos buitre, los activos en la plaza local descendieron con fuerza y hay expectativas sobre lo que sucederá mañana cuando reabra Wall Street. Los cupones del PBI emitidos bajo legislación estadounidense se desplomaron 12,5%, mientras que los atados a la ley argentina, tanto en pesos como en dólares, cayeron 7,6%.

La decisión del magistrado cayó como un balde de agua fría y precisamente eso es lo que temen los operadores, que de ahora en adelante se congele aun más el mercado de capitales que en promedio mueve 40 millones de pesos diarios.

En una resolución firmada antes de que EEUU entrara en el feriado por el día de Acción de Gracias, Griesa sostuvo que la justicia estadounidense no puede pasar por alto el «desafío» de los funcionarios argentinos. De está forma ordenó al país pagarles a los acreedores que no entraron al canje, antes del próximo 15 de diciembre, el 100% de los u$s 1.330 millones que reclaman.

Un operador comentó a ámbito.com que «nadie en el mercado estaba preparado para que la noticia salga hoy». La baja tan abrupta ocurrió en una ronda sin operaciones en las bolsas estadounidenses, por lo que «los inversores no contaron con parámetros del ‘contado con liquidación’ ni del riesgo país», agregó.

«La primera reacción de los inversores que se reflejó en el precio de los títulos es lógica pero cuando vuelva a abrir el mercado de EEUU veremos si las caídas fueron sobreexageradas o no», remarcó otro analista.

Entre los cupones, el regido por ley Nueva York en dólares se hundió 12,5% mientras los de ley argentina en dólares y pesos bajaron 7,6%. Por su parte, Entre los títulos públicos, el Discount en dólares disminuyó 5,1%, el Bonar 2017 5,8%, el Boden 2015 5,7% y el Par en dólares ley Nueva York 6,5%.

En paralelo, el panel líder descendió 3,33% a 2.242,40 unidades también debido al fallo del juez de Nueva York y en un contexto de bajo volumen con apenas $ 23 millones negociados en acciones, cerca de la mitad de lo operado habitualmente.

«Tarde o temprano se deberá pagar a los bonistas que no entraron al canje, el punto central está en cuando se hará y como será», opinó un jefe de research de una importante sociedad de bolsa.

La decisión llegó en momentos en que el Congreso se vota una nueva ley del mercado de capitales que muchos la toman como una oportunidad para la actividad pegue un giro y despegue. Esto opacó el clima y los operadores por ahora recomiendan «Wait and see» (esperar y mirar) para ver como avanza la causa en la justicia estadounidense.
FUENTE: AMBITO FINANCIERO