Estacioneros creen que nafta llegará a $ 20 para fin de año

El presidente de la Federación de Entidades del Combustible de la provincia de Buenos Aires, Luis Malchiodi, aseguró que el precio de la nafta premium está en camino a alcanzar los «20 pesos cerca de fin de año».

«Nosotros pensamos que el combustible puede llegar a los 20 pesos cerca de fin de año, hablando de la nafta premium. Hay lugares de la Argentina donde -ese mismo producto- ahora vale 14 y hasta 15 pesos», dijo el empresario.

En declaraciones a radio La Red, Malchiodi señaló que el aumento que los precios de los combustibles registraron este 1 de mayo es el quinto de los programados por el Gobierno de Cristina de Kirchner.

«Es uno de los aumentos programados y después estaremos sujetos a los vaivenes económicos que se vayan dando en adelante. Por ejemplo, hay que ver que pasa con el precio del petróleo -que esta estabilizado en los 100 dólares- y va fluctuando», explicó.

Malchiodi descartó que las estaciones de servicio sean formadoras de precios dado que reciben las pautas tarifarias de parte de las empresas petroleras que las proveen y se quejó porque los estacioneros son «los destinatarios de las quejas» de los consumidores.

«Este aumento y los otros anteriores fueron dados por el Gobierno nacional. Nos perjudica porque tenemos que aumentar el capital, integrar una cantidad importante de dinero para suplir la diferencia», dijo el empresario.

El titular Federación de Expendedores de Combustibles y Afines del Centro de la República, Raúl Castellanos, dijo en tanto que ahora «dependerá de la inflación que se genere en el país para saber cuánto podrían aumentar los combustibles» en adelante.

«Hay que aclarar que los estacioneros no somos formadores de precios ni nos enteramos con anticipación de los aumentos. Los precios los imponen las petroleras», afirmó el empresario en declaraciones a una radio santafesina.

El representante de los expendedores recordó que el convenio entre las petroleras y el gobierno llegó luego de la suba que impuso «Shell con un doce por ciento», que después tuvo que retroceder hasta el 6 por ciento.

Castellanos sostuvo que «el 3,8 por ciento no es un aumento muy significativo; no habrá una diferencia sustancial que advierta el consumidor».

FUENTE AMBITO