Espert polémico: «El atraso cambiario es formidable y la soja no es rentable»

El economista fue el principal expositor del seminario donde también se trataron las restricciones al comercio exterior y la actualidad del mercado laboral

Con la mirada puesta en las próximas elecciones presidenciales y lo que el resultado de ellas, dependiendo del vencedor, significará para el mundo de las medianas y pequeñas empresas, el panorama macroeconómico nacional, las restricciones al comercio exterior y la actualidad del mercado laboral fueron las temáticas más abordadas en la 3 edición del Seminario Pymes Rosario, organizado por El Cronista y las revistas Apertura e ITechnology.
Para analizar el escenario macroeconómico nacional, el evento contó con la presencia del economista José Luis Espert, Director de Espert Consultoría, que no ahorró polémicas y auguró pronósticos alentadores hacia un futuro cercano: «El déficit fiscal actual (por debajo del 8%) es solo comparable con otros que quebraron planes de estabilización. Hay un atraso cambiario formidable, la soja no es rentable, la leche es tirada, el citrus está devastado, la vinicultura se muda a Chile, ya no quedan industrias que no tengan problemas de rentabilidad y hay un gran atraso tarifario. A ello, se le agregan tasas de interés negativas en términos reales», sentenció el economista, bajo la moderación de Hernán De Goñi, Subdirector periodístico de El Cronista Comercial, y ante un auditorio con más de 200 interesados.
Con respecto a la posibilidad de que surja una nueva crisis y un ajuste paralizador, Espert analizó: «La expectativa está montada en el nuevo gobierno. Va a tener que tomar decisiones en materia fiscal, entre otros aspectos, para evitar una crisis. Los nuevos dirigentes van a tener mucha presión. Para evitar un ajuste se requiere de un acuerdo absoluto entre políticos, sindicatos y empresarios».
Para cerrar, el economista, a pesar del escenario descrito, aconsejó a los pequeños y medianos empresarios a no bajar los brazos. «Argentina es un país enorme en el mundo, arrancamos rápido después de una crisis. Permite ganar plata y hacer buenos negocios, por eso no levantaría mi empresa ni abandonaría un proyecto de inversión. A corto plazo, aconsejo esperar quien gana las próximas elecciones para dónde invertir. Hay que tener prudencia y de ninguna manera entrar en pánico», concluyó.
Otro de los puntos abordados en el seminario fueron las restricciones al comercio exterior, donde Claus Noceti, director de PwC Argentina, remarcó que las declaraciones juradas anticipadas de importaciones (DJAI) son el «gran problema» para las Pymes y que la Organización Mundial de Comercio (OMC) las catalogó de «ilegales». «No tienen plazos, ni criterios», aseguró Noceti, que pronosticó que, después de diciembre de 2015, cuando las DJAI salgan de circulación, se evalúa la posibilidad de «volver a los sistemas de licencias no automáticas sectoriales».
Para sortear estos obstáculos y sobrevivir a las penurias macroeconómicas, Salomón Babor, Director de la Consultora Antropología y Empresa, y consultor especialista en organización empresarial, brindó una charla motivacional en la que remarcó que los clientes, la marca y el personal, «son las grandes obsesiones» que un emprendedor nunca debe abandonar. «Los empresarios tienen que animarse a estimular su marca, capacitar al personal, pensar el 100% del día en convencer a sus clientes. Me preocupa que la gente se atemorice a esto. Hay que tomar la realidad con comicidad. Cuando desarrollen algo, que no los invadan los malos pronósticos», puntualizó el consultor al público.

FUENTE CRONISTA