La recesión y la elevada inflación fueron un obstáculo para los activos argentinos. (AP)

La recesión y la elevada inflación fueron un obstáculo para los activos argentinos. (AP)

Fue un errático año, en el que los activos argentinos exhibieron sustanciales alzas hasta concluir el primer semestre. Luego alternaron importantes tomas de ganancias con rebotes, para hilvanar sobre el cierre del año operativo tres jornadas consecutivas de subas, en las que el Merval sumó un 5% para ganarle a la inflación y quedar cerca del nivel de los 17.000 puntos.

El índice Merval, que a partir de enero estará integrado por 27 compañías, terminó 2016 en las 16.917 unidades. La máxima puntuación de cierre del panel líder fue de 18.409 enteros, el 25 de octubre último.

Research for Trader resaltó que el beneficio de 2,5% en la última jornada de actividad estuvo «impulsado por el resultado parcial del blanqueo de capitales y en parte por el alza del tipo de cambio por posicionamiento de fin de año». Esa ganancia permitió mejorar el desempeño anual, que por unos tres puntos porcentuales consiguió vencer a la inflación acumulada a lo largo del año.

Para Jorge Fedio, analista técnico del Clave Bursátil, el anuncio de la adhesión al blanqueo fiscal por unos USD 90.000 millones el pasado 27 de diciembre fue la noticia que esperaba el circuito bursátil para recuperar posiciones. «La Bolsa cambió y disparó la suba. Se interrumpió la baja cuando técnicamente ya no daba a que baje más: ahí la noticia hizo efecto y salió en dirección contraria. La estructura técnica ya estaba armada y es a la que apelábamos».

«El Merval ganó 44,9% en 2016, siendo uno de los mercados que más rindió de la región valuado en moneda local -después de Perú-, aunque valuado en dólares fue uno de los que menos subió -+17,7%-. Influyó en la región la depreciación de los tipos de cambio«, sintetizó Research for Traders.

La acción que más ganó en el año fue la de Agrometal, con un salto de 265%, seguida por Petrobras Brasil (+176%) y Holcim (+167%), mientras Carboclor se desplomó 33,1% en similar lapso, luego de informar que su controlante solicitó el concurso preventivo.

En USD 53,77 por barril, el petróleo de Texas que se negocia en Wall Street sumó un aumento de 46,5% en 2016, que potenció la mejora de títulos vinculados a esta producción, como el de Tenaris (+71,1%), aunque no fue suficiente para apuntalar una ganancia en la misma proporción para la estatal YPF, que sumó apenas un 17,8% en pesos este año, menos de la mitad que la inflación.

El éxito del blanqueo fiscal puso un piso a la toma de ganancias en la Bolsa local

«Para nosotros, Argentina se juega por el cambio. La Argentina ‘está de moda’, como dijo (el presidente de la Bolsa de Comercio) Adelmo Gabbi. Seduce al mundo e impone como concepto esa idea asociada y motorizadora del ‘cambio’. Quizás hoy en algo esa idea está dinamitada con los ruidos políticos. Va a depender si el Gobierno, de perdedor, termina en claro vencedor como ahora mismo aparenta», evaluó Jorge Fedio.

En promedio, fueron los títulos públicos los que no consiguieron derrotar a la escalada de los precios internos. Un estudio del Instituto Argentino de Mercado de Capitales (IAMC) determinó que los bonos argentinos valuados en pesos ganaron en el año un 33%, mientras que en dólares subieron 8,2 por ciento.

Las emisiones en los tramos largos de vencimientos fueron los que más subieron en 2016, tanto en pesos como en dólares. En el mercado de renta fija los títulos que más subieron en el año fueron: entre los dolarizados, el Bonar 2020 (+31%); en pesos, el Discount (+34,4%); y entre los que ajustan por tipo de cambio, el Bonad 2018 (+34,6%).