El sector inmobiliario está paralizado porque «muy pocos» aceptan pesos

El presidente del Colegio de Escribanos porteño, Carlos D´Alessio, afirmó este miércoles que el sector inmobiliario está casi paralizado porque aún muy pocos operadores aceptan realizar transacciones en pesos, después de que el Gobierno canceló la venta de dólares para este rubro.

Experto señaló que la rama más golpeada del Real States es la de departamentos y casas usadas, dado que sus propietarios optan por suspender la oferta y esperar a que aparezca un interesado con dólares en la mano que haya guardado antes de la aplicación del cepo cambiario oficial.

«El número de ventas de 1998 fue de 76.000 y el año pasado fue de 46.000 escrituras, fue lo más bajo», dijo D´Alessio en declaraciones a radio El Mundo, y desestimó que el mercado pueda recuperarse con fuerza este año.

Precisó que después del pico más bajo en 2009 con la crisis internacional, el sector inmobiliario comenzó a recuperarse hasta octubre del 2011, cuando comenzó una secuencia de baja. El cierre del 2012 nos resultó con una baja del 27% en la Capital».

Explicó que en el mercado hay dos cosas: los constructores están vendiendo en pesos que luego usan para pagar sus obras; y, por otro lado, los dueños de usados tienen una idea de los valores en dólares y no quieren menos, por lo que no venden».

«Esos usados todavía no han bajado de precio y es lo que ha paralizado el mercado. Muy pocos aceptan pesos y se ven pocas operaciones de este tipo, esperan a los que tienen los dólares guardados», comentó D´Alessio.

El derrumbe del mercado inmobiliario debido al cepo cambiario fue aún más profundo en la provincias de Buenos Aires, donde las ventas cayeron 36,1 por ciento en enero, y el Colegio de Escribanos alertó que «2013 abrió con la misma tendencia negativa del año anterior».

En enero de este año se registraron apenas 3.092 operaciones inmobiliarias, contra las 4.837 relevadas durante el mismo mes de 2012. Los montos operados en este período siguieron la misma tendencia: la contracción fue del 38,3%.

FUENTE: AMBITO