El récord del dólar libre y el desplome de reservas desataron una ola de rumores en el mercado

La divisa informal cerró en $16,11, y quedó pedida y en alza, a menos de una semana de las elecciones. La falta de billetes de500 en plaza generó suspicacias acerca de posibles maniobras de lavado

El dólar libre cerró a 16,11 pesos pero quedó tan firme que, después de hora, se pagó al récord de 16,15 pesos. La demanda fue incesante. La semana previa a las elecciones forzó la cobertura de los inversores a pesar de la abundancia de billetes porque se cobraron 257 millones de dólares del cupón de intereses del Bonar X.

El problema es que el Banco Central no tiene la suficiente cantidad de dólares para vender en la plaza a través de manos amigas y que los bonos no tienen el efecto calmante que tenían antes. Tampoco las amenazas de inspecciones espantan a los inversores decididos a dolarizar más sus carteras.

Con los pequeños y medianos ahorristas sucede lo mismo. Compraron en los bancos con autorización de la AFIP unos 15 millones de dólares «ahorro», un volumen elevado para esta altura del mes.

Pero el comentario de la plaza financiera fue que hace dos semanas no se consiguen billetes de 500 euros. Que si alguien los desea debe pagar un peso más que por comprar moneda europea en billetes de más baja denominación. El euro en el mercado libre cotiza a 16,69 pesos, pero si se desea que se lo den en billetes de 500 lo cobran a 17,69.

Este papel se utiliza para lavar dinero porque con menos peso y cantidad de billetes, se transportan mayores valores.

En tanto, se comentó hasta el hartazgo el accidente del avión de Lázaro Báez. La gran pregunta era por qué el lugar de la Policía de Seguridad Aeronáutica (PSA) en la investigación lo tomó la Gendarmería. Tampoco pasó inadvertido que San Fernando es un aeropuerto internacional.

La asociación del accidente con la falta de billetes de 500 euros dio para toda clase deconclusiones y bromas.

LLAMÓ LA ATENCIÓN LA AUSENCIA DE «MANOS AMIGAS» PARA CALMAR AL «BLUE»

En el Forex-MAE, la principal plaza mayorista, la mesa de dinero del Banco Central se vio obligada a vender 100 millones de dólares, después de haber comprado 20 millones el viernes.

A pesar de deshacerse de esta considerable cantidad de divisas, no pudo satisfacer la demanda de los importadores ni frenar la suba del dólar libre.

En el exterior, la suerte le dio la espalda. La baja del euro, de la libra esterlina, del oro y hasta el yuan chino, hizo que las reservas perdieran 37 millones de dólares de su valor.

Además de pagar los intereses del Bonar X, hubo que girarle a Tesoro 18 millones para saldar importaciones de energía, se le vendieron 33 millones al sector automotriz y se canceló deuda comercial con Brasil por 4 millones.

En el balance final, las reservas perdieron 249 millones y bajaron a 27.381 millones el monto más bajo de los últimos 9 años. La última vez que estuvieron en este nivel fue el 30 de agosto de 2006.

En el Mercado Abierto Electrónico (MAE) se negociaron 2.174 millones de pesos, un monto considerable.

Los bonos en dólares con legislación argentina fueron los más operadores. Tras el pago y ante la falta de reinversión de los dólares cobrados, el Bonar X perdió 2,39 por ciento de su valor. El Bonar 2024 quedó casi neutro porque su baja fue de tan solo 0,07 por ciento.

La Bolsa tuvo otro mal día. La caída del petróleo de 2 por ciento y la desaceleración de la economía China, influyeron en el ánimo de los inversores que tienen aversión al riesgo.

Por eso con negocios por 140 millones de pesos, el índice Merval de las acciones líderes cedió 0,97 por ciento.

Los papeles ligados al crudo, fueron los que impulsaron el retroceso del promedio de las líderes. Petrobras cedió 3,25; YPF, 2,46, y Tenaris, 2,58 por ciento.

Para este martes se espera otra jornada de presión sobre el dólar libre. El mercado siente que el Banco Central no tiene las reservas necesarias para defender la divisa. Tal vez sea una sensación, pero llamó la atención la ausencia oficial en el mercado.

FUENTE INFOBAE