El real no encuentra un piso y alcanza los 3,70 por dólar

 El real no encuentra un piso y alcanza los 3,70 por dólar

El real no encuentra un piso y alcanza los 3,70 por dólar
La disconformidad del mercado brasileño con la política fiscal de Dilma Rousseff y la persistentes noticias negativas de la economía China empujaron ayer al real a una caída de 2,1% hasta los 3,6987 por dólar, su nivel diario más bajo desde diciembre de 2002.

El real experimentó un fuerte descenso un día después que Dilma presentara al Congreso, por primera vez en la historia, un presupuesto que prevé déficit para el año que viene, a lo que se sumó el descenso en la actividad manufacturera de China, que sufre su mayor contracción en 3 años.

«Los números fiscales de julio salieron muy pobres el viernes pasado, a lo que se sumó la presentación del presupuesto de 2016 al Congreso en los últimos días, que reflejó proyecciones de cuentas fiscales muy por debajo de lo esperado. Todo esto aumenta la probabilidad de que Brasil pueda perder el grado de inversión», dijo Alejo Czerwonko, economista de mercados emergentes en UBS Wealth Management.

En este contexto crecen las especulaciones de que la política económica podría ir en contra de la voluntad del ministro de Finanzas Joaquim Levy, lo que está generando especulaciones de cuánto tiempo duraría en el cargo.

En la jornada de ayer, la moneda brasileña llegó a superar los 3,70 por dólar impulsada por un condimento adicional: la percepción de los inversores de que el Banco Central de Brasil está evitando intervenir en el mercado, lo que sugiere que la moneda no encontrará un piso en el corto plazo.

Es por esto que las últimas noticias obligaron a los analistas a tener en cuenta valores más altos para la moneda en lo que resta del año. Estas proyecciones además confirman que las perspectivas para el real no hacen más que profundizar el evidente atraso cambiario del peso argentino, que hace varios meses acumula una fuerte caída de competitividad a través del tipo de cambio real bilateral.

«El real está ahora ligeramente más barato que su valor de equilibrio, pero creemos que es probable una mayor devaluación cerca de los R$ 4,00. Honestamente, no vemos a corto plazo un rebote en la moneda. Dados los fundamentos macroeconómicos muy deteriorados, la divisa tiene que estar más barata que el nivel de equilibrio», apuntó Alberto Ramos, director de Goldman Sachs para América Latina.

En la misma sintonía, en UBS consideran que el real podría llegar a R$ 3,80 en los próximos seis meses, con una clara tendencia a la depreciación. A su vez, Jankiel Santos, economista jefe del Banco Besi, considera que el real estará más débil tras conocerse que el PBI de Brasil cayó a 1,9% en el segundo trimestre.

«Tendremos que cambiar nuestras proyecciones para el real. Sin embargo, pienso que el gobierno podría adoptar alguna medida para frenar una situación más grave. Así, la moneda podría ver alguna mejora hasta fin de año, lo que podría llevarla hacia los R$ 3,50, aunque no es una proyección oficial», dijo Santos.

FUENTE CRONISTA