El presidente del BCE instó a la Argentina a una «actitud resolutiva» con los holdouts

Mario Draghi expresó que el país «tiene una nueva oportunidad de destacarse» si apela a su «gran potencial» para integrarse en la economía global. El banquero se reunió con el ex presidente del BCRA Martín Redrado

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, se refirió al futuro próximo de la Argentina, el contexto económico mundial y la situación de los mercados emergentes, durante un encuentro que mantuvo con el ex presidente del BCRA argentino, Martín Redrado, en la sede de la entidad en Fráncfort.

Redrado, quien se encuentra en Alemania invitado a dar una conferencia sobre las oportunidades y desafíos de América Latina, afirmó luego de la reunión que «Argentina tiene una nueva oportunidad de volver al mundo».

En este sentido, la máxima autoridad monetaria europea expresó que era importante la resolución de los conflictos externos que Argentina todavía mantiene. Consideró muy importante que nuestro país muestre una actitud resolutiva, aunque recalcó que dada las posiciones de las partes y su experiencia en estos conflictos «no son de rápida resolución».

Asimismo, Draghi se mostró particularmente interesado por el futuro próximo de nuestro país. «Se lo notaba muy entusiasmado con el devenir del país a partir del 10 de diciembre», indicó Redrado.

Draghi señaló que la «Argentina tiene todo a su alcance para destacarse, un gran potencial si se vincula inteligentemente con el mundo». En ese sentido, el ex presidente del BCRA le enumeró un conjunto de medidas de alto impacto que deberían ponerse en marcha a partir del 10 de diciembre para abandonar el proceso de estanflación y desplegar una reversión generalizada de expectativas.

DRAGHI SUBRAYÓ LA IMPORTANCIA DE LOS «EQUIPOS TÉCNICOS» DEL PRÓXIMO GOBIERNO

«Con el restablecimiento del equilibrio macroeconómico, se generará mayor previsibilidad y credibilidad suficientes como para reflejarse en un ingreso significativo de dólares en los primeros 100 días del próximo gobierno«, sentenció el economista argentino.

El decálogo de acciones para lograr ese objetivo va desde la implementación de un programa económico integral y una nueva agencia federal estadística hasta la eliminación de las retenciones a los productos regionales; a una nueva Ley Federal de Infraestructura con obras prioritarias en simultáneo con un nuevo marco normativo para el sector energético y, por supuesto, una normalización del régimen cambiario en un solo mercado.

Draghi entonces respondió: «La visión que tenga sobre esas potencialidades el nuevo Presidente, las medidas que tome y la calidad de sus equipos técnicos son elementos muy importantes para lograr ese objetivo más temprano que tarde. Hay una enorme expectativa por ver qué pasa».

Un complejo escenario financiero global

Por otro lado, cuando pasaron revista a los temas internacionales, como los recientes desafíos de la política económica europea y los alterados mercados emergentes, la voz monetaria más importante de Europa explicó que tomará todas las medidas para asegurar que esa moneda sea de reserva mundial.

«Draghi es el guardián del euro», puntualizó Redrado. Por lo tanto, los hacedores de política deberían estar tranquilos porque con respecto a la crisis griega el economista afirmó que existe una decisión contundente de que el Banco Central Europeo opere en las primeras líneas de batalla por encima de los gobiernos bilaterales.

Al compartir su visión sobre este tema en particular, el árbitro de Controversias de la OMC afirmó que para darle sostenibilidad a la situación griega, más allá de los rescates, se necesitará de forma ineludible una reestructuración de su deuda y una política fiscal más consistente del bloque europeo. «No se puede tener semejante diferencial de tasas dentro del mismo esquema cambiario. Alemania paga 0,7% por su bono de 10 años y Grecia, 9 por ciento. Hay mucho terreno para trabajar ahi». El resto de los PIGS (Portugal, España e Italia) recalibraron sus economías y ya están en el 2% anual.

Con respecto al mundo emergente, ambos coincidieron en que China está viviendo una transición hacia una economía de mayor consumo, en el cual estos episodios de estrésserán parte de un proceso mucho más largo, pero que en definitiva será positivo para la economía mundial por que se le demandarán más productos.

«ARGENTINA TIENE UNA NUEVA OPORTUNIDAD DE VOLVER AL MUNDO», EXPRESÓ EL JEFE DEL BCE

Con el sesgo propio de quien vive y trabaja en esos mercados emergentes, Redrado sumó dos reflexiones a su charla con Draghi. La primera es que el grado de hiperestimulación de las economías avanzadas las ha dejado con menos municiones para enfrentar una potencial catástrofe económica «a 7 años de la crisis subprime, los ratios de deuda publica siguen estando muy elevados y la hoja de balance de sus bancos centrales muy comprometida».

La segunda reflexión fue la de «no entrar en pánico, ya que los mercados emergentes continúan siendo los motores del futuro crecimiento global, más allá de turbulencia actual en Brasil, Rusia y China«. Muchos países asiáticos y la región latinoamericana sufrirán un shock negativo pero están en mejores condiciones para enfrentarla que en el pasado. Es por esto que la Unión Europea «debería repensar su relacionamiento con estos mercadosa la luz de sus problemas actuales de pobre crecimiento y elevado desempleo, y ser selectivo con aquellos países que tienen políticas económicas anticíclicas, de aquellos que acumulan distorsiones».

Al finalizar el encuentro, se despidieron augurando que la Argentina pueda finalmente concretar el despegue que se merece. Redrado, convencido, resumió «la oportunidad para atraer nuevas inversiones a la Argentina permanece intacta si el próximo gobierno decide generar las condiciones necesarias. Con la puesta en marcha de esta agenda de trabajo se habrá dado un paso fundamental en volver a reinsertarse internacionalmente. El interés en invertir en nuestro país está más vigente que nunca, no así la paciencia».

FUENTE INFOBAE