El PBI ascendió 1,9% en 2012

El Producto Bruto Interno (PBI) creció durante el año pasado sólo 1,9%, a partir del sostenimiento del consumo, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). Este incremento se logró luego de que el PBI creciera en el período octubre-diciembre 2,1% en términos interanuales, y 1,3% en relación al tercer trimestre de 2011.

De esta manera el Indec, confirmó el resultado adelantado en febrero por el Estimador Mensual de la Actividad Económica, que había arrojado una suba del mismo orden. En esa oportunidad, Cristina de Kirchner, había destacado este crecimiento de la economía «en medio de la peor crisis» mundial de los últimos años.

En este contexto, el PBI a precios corrientes ascendió a $ 2.182.909 millones, a pesar de una caída del 4,9% en la Inversión Interna Bruta Fija, y una variación de precios del 15,3%.

Debido a que el crecimiento del 2012 fue del 1,9% (lo que significa que no superó el piso de 3,2% fijado para el pago de los cupones de la reestructuración de deuda atados a la evolución del PBI) el Estado ahorrará el pago de alrededor de u$s 3.500 millones que tenía previsto para abonar ese compromiso durante el corriente año.

En 2012, el Consumo Público creció 6,5%, mientras que el Privado lo hizo 4,4%, mientras que la Exportación de Bienes y Servicios cayó 6,6%, destacó el informe del INDEC. En el sector productor de Bienes, solo Minería, con un crecimiento del 0,9%, y el suministra de Agua, Electricidad y Gas, con un alza del 4,8%, pudieron eludir la tendencia declinante mayoritaria.

Así la Agricultura y Ganadería registró una merma del 11,3%; la Pesca el 1,7%; la Construcción el 2,6% y la Industria Manufacturera el 0,4% de pérdida. Por el contrario, en el sector de servicios se destacó la suba del 19,6% en el Sector Financiero, que en gran parte se vincula al crédito para el consumo, seguido por Comunicaciones, Transporte y Almacenamiento con el 5,0%; y el 1,9% del comercio minorista.

Por su parte el comercio internacional, si bien dejó un saldo superavitario de casi 12.700 millones de dólares, este se alcanzó en el marco de una retracción tanto de importaciones como de exportaciones.

El superávit fue producto de contabilizar ventas al exterior por u$s 81.205 millones, un 3% menos en términos interanuales, mientras que las importaciones retrocedieron 7% para quedar en u$s 68.514 millones.
FUENTE: AMBITO