Los cambios en la economía promovidos por un nuevo gobierno y la expectativa de que el país abandone la categoría de mercado fronterizo, tras salir de una larga cesación de pagos, han llevado a decenas de empresas a analizar la bolsa como una alternativa de financiamiento.

«Nosotros tenemos en carpeta unas 20 empresas que están interesadas en abrir su capital a la Bolsa. Las empresas están mirando el mercado de capitales como forma de hacerse de fondos», explicó a Reuters Emilio Ilac, gerente ejecutivo de la banca de inversión Puente.

Tras el ajuste de la economía decidido por el presidenteMauricio Macri, el proveedor de indicadores MSCI dijo que revisará la situación de su índice bursátil de Argentina el próximo año para una posible inclusión en la categoría de mercados emergentes.

Argentina dejó atrás en abril una cesación de pagos de 14 años con la cancelación de más de 9.000 millones de dólares de deuda a fondos conocidos como «holdouts», tras un extenso conflicto judicial que impedía al país acceder a los mercados de crédito internacionales.

El interés inversor se concentra en los sectores rubros energético, agropecuario y financiero

Si Argentina da el salto a «mercado emergente» implicará una casi automática inversión en activos domésticos por al meno