El mercado ya ve exagerada la expectativa de un dólar a $15

El dólar libre se hundió a $14,74 y quedó vendedor por la fuerte oferta de dólar «ahorro» en el circuito paralelo. La caída lastró a los bonos atados a la devaluación. Las reservas siguen en picada

Pese a la onda bajista el Banco Central vendió otros USD 100 millones
Pese a la onda bajista el Banco Central vendió otros USD 100 millonesCrédito: Bloomberg

El dólar libre bajó 20 centavos a $14,75 y quedó tan vendedor que en el mercado estimaban que podría retroceder a 14,50 pesos porque los compradores de dólar «ahorro» salen inmediatamente a hacer «puré» antes de que el precio retroceda. «Puré», en la jerga del mercado, es vender el dólar que se compra en la ventanilla de los bancos a 11,64 pesos en la plaza libre. La diferencia entre ambas plazas por ahora es de alrededor de 22 por ciento tomando el precio comprador de las «cuevas» que es entre 5 y 10 centavos más bajo que el de venta de acuerdo al volumen de la operación. Esta brecha va en retroceso, de allí el apuro por vender.

De los bancos con autorización de la AFIP, salieron 24 millones de dólares, un volumen elevado para el último día del mes pese a que algunos sectores cobraron su salario. De todas maneras, se espera que la gran demanda sea el martes. Los primeros días hábiles del mes son los más intensos.

Esta venta de dólar-ahorro de los próximos días es una de las señales que permite avizorar ruedas de baja para la divisa en el mercado libre.

En tanto, en el Forex-MAE, la principal plaza mayorista, la mesa de dinero del Banco Central tuvo que vender USD 40 millones.

La entidad, por otra parte, debió pagar 150 millones del Bonar 2018 y perdió 37 millones por la caída del euro y del oro.

A esta salida de divisas hay que sumarle 26 millones que se pagaron por importaciones de energía y 12 millones por cancelación de deuda con organismos internacionales y con Brasil.

Al final del día las reservas quedaron 149 millones abajo en 25.605 millones, nivel que no conocían desde fines de junio de 2006.

La buena noticia del día, a pesar de que el índice de las acciones líderes perdió 1,46 por ciento por la fuerte caída de Petrobras (-5,61%) por la renuncia de su titular, fue que los bancos tuvieron una leve reacción. Si bien las alzas del sector no superaron 1 por ciento, fue una señal de que soportaron la toma de ganancias que sobrevino después de la euforia del jueves, último día hábil de la semana pasada.

El papel más destacado fue Pampa Energía (+4,92%) porque los anuncios de que el nuevo Gobierno ajustará las tarifas eléctricas la colocan en mejor posición.