El Gobierno volverá a cancelar deuda externa con uso de reservas

A través del Decreto 1.503 la Presidente autorizó destinar en el corriente año u$s3.538,39 millones para cancelar compromisos con acreedores internacionales

La medida, publicada en el Boletín Oficial con la firma de Cristina Kirchner y los ministros Aníbal Fernández y Axel Kicillof, obliga al BCRA a transferir los fondos al Tesoro Nacional y como contrapartida recibirá instrumentos de deuda por un monto similar, «a un plazo de 10 años, con amortización íntegra al vencimiento, que devengarán una tasa de interés igual a la que devenguen las reservas internacionales del BCRA para el mismo período y hasta un máximo de la tasa LIBO anual, menos un punto porcentual y los intereses se cancelarán semestralmente».

El Gobierno fundamentó la iniciativa en que «dicha política se ha revelado eficaz para disminuir los costos de endeudamiento público, en el marco de la autonomía decisoria que caracteriza a la política económica nacional».

De ahí que considera «oportuno renovar los mecanismos conducentes al pago de los vencimientos con organismos financieros internacionales y de deuda externa oficial bilateral correspondientes al presente ejercicio fiscal mediante la aplicación parcial de reservas de libre disponibilidad, con vencimiento en el presente ejercicio, mediante la utilización de reservas de libre disponibilidad».

Claramente, la iniciativa lleva implícita el efecto de la decisión del Gobierno de mantenerse alejado del mercado internacional de capitales, por no haber encontrado la forma para llegar a un punto de acuerdo con los holdouts, tras el fallo finalmente adverso de la justicia de los EEUU. En otro contexto, los vencimientos de deuda externa suelen cancelarse con nueva colocación de bonos y sólo se pagan los servicios de intereses, más aún en un escenario de estrés que caracteriza a la posición de reservas en divisas del Banco Central.

FUENTE INFOBAE