El Gobierno oficializó meta de inflación de hasta 25% y apuesta a contener paritarias

El ministro espera que la pauta sea referencia para contener precios y negociar salarios, pero analistas esperan más de 30%. El plan es lograr un IPC de un dígito en 2019. Por ESTEBAN RAFELE

 El Gobierno oficializó meta de inflación de hasta 25% y apuesta a contener paritarias

El Gobierno oficializó meta de inflación de hasta 25% y apuesta a contener paritarias
El Gobierno oficializó ayer su plan de metas de inflación que se propone llevar la evolución del costo de vida a un dígito en 2019. La meta más cercana es lograr en 2016 un incremento de precios de entre 20% y 25%, afirmó ayer el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay. Esa es la referencia que el Ejecutivo busca plasmar en las negociaciones paritarias, en momentos en que gremios anticipan reclamos superiores al 30%, en línea con estimaciones privadas.
El programa oficial de metas de inflación, avalado por el presidente Mauricio Macri, contempla bandas de entre 17% y 12% para 2017, entre 8% y 12% para 2018 y de entre 3,5% y 6,5% para el último año de su mandato. «Vamos a ser muy cuidadosos, pero con mano dura», prometió Prat-Gay, al presentar el Programa Fiscal y Metas de Inflación 2016-2019, que también proyecta reducir el déficit primario de forma paulatina hasta llegar a 0,3% del PBI en 2019 (ver página 3).
El Gobierno espera que su expectativa de inflación sea la que guíe la evolución de precios y salarios este año y que los sindicatos aspiren a una paritaria inferior al 30%. Hasta ahora, prometió a los trabajadores de mayor poder adquisitivo elevar el mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias a $ 30.000 mensuales y actualizar las escalas. «Queremos que eso sea tenido en cuenta en las futuras paritarias», dijo Prat-Gay. Del otro lado, ese sector será el que sufra la quita de subsidios a la luz y gas, que elevará las tarifas de esos servicios, sobre todo en el área metropolitana.
Según el Índice de Precios al Consumidor de la Ciudad de Buenos Aires (IPC-CABA), la inflación fue del 26,9% en 2015, con un fuerte aumento de 3,9% en diciembre, producto de la devaluación del tipo de cambio. «Entendemos que hay una línea divisoria entre el primer trimestre (de 2016) y el resto del año. A partir de la segunda mitad del año, apuntamos a un índice de inflación inferior a 1% mensual», auguró el ministro en conferencia de prensa. «El primer trimestre no puede ser tomado para proyectar el resto del año», insistió.
Prat-Gay consideró que la inflación ya desaceleró. «Lo que estamos haciendo hasta ahora tiene un resultado visible. Quizás no es la sensación que tiene uno cuando va al almacén, pero vemos que el salto de la inflación por la salida del cepo ya lo hemos superado y estamos aterrizando en la primera quincena de enero hacia niveles similares a los de septiembre y octubre últimos», dijo. Las consultoras privadas, en tanto, estiman