El Gobierno financia casi la mitad del déficit fiscal con el impuesto inflacionario

Luego de la devaluación de fines de enero de 2014 y su impacto en precios, se fue achicando la pérdida de capacidad de compra de los pesos ociosos. Inquieta el pago de utilidades del BCRA, por su patimonio económico negativo

En la actualidad el Gobierno recauda por el impuesto 2,5% del PBI, es decir, prácticamente la mitad del déficit fiscal. En términos de pérdida de recaudación ello implica resignar $44.000 millones anuales», en comparación con un año antes, estimó la consultora Bconomics.

Otro de los afectados es el sistema financiero. En un contexto inflacionario recauda parte del impuesto por la porción de los depósitos transaccionales no remunerados, que utiliza en su actividad de intermediación (préstamos que perciben interés).

«Es saludable para la economía que el impuesto inflacionario se reduzca, a pesar que aún sigue siendo elevado. Sin embargo, si el sector público sigue manteniendo el mismo nivel de déficit fiscal –o lo incrementa-, la pérdida de financiamiento por menor recaudación del impuesto debe ser cubierta con más asistencia del BCRA (lo cual implica más inflación/déficit cuasi-fiscal futuros); emisión de deuda o una combinación de ambas», observa el estudio privado.

LOS DEPÓSITOS A LA VISTA PASARON A CRECER MÁS DE 36% AL AÑO

Sin embargo, la reducción del impuesto inflacionario que se observó en los últimos cinco meses podría revertirse rápidamente, no sólo por la dinámica expansiva que mantiene el gasto público y la pérdida de vitalidad del crecimiento de la recaudación tributaria, sino porque sorpresivamente en abril no sólo se aceleró la expansión de la base monetaria a 29,3% en el promedio del mes y más de 33% entre extremos, sino porque además se intensificó el aumento de los depósitos privados en bancos a la vista: 38,4% en cuenta corriente y 36,8% en caja de ahorro, mientras que las colocaciones a plazo apenas se elevaron 21,2 por ciento.

Se trata de un salto adicional de más de $35.000 millones que podrían contribuir a presionar al alza sobre los precios de los bienes y servicios, y también a «mover» la cotización del dólar en el mercado libre, como ocurrió en la primera quincena de mayo.

Según el Informe Monetario del Banco Central abril cerró con un promedio de depósitos privados en cuenta corriente totalizó $264.607 millones, mientras que en caja de ahorro sumó $180.328 millones, significaron sendos incrementos nominales de $73.500 millones y $48.500 millones, respectivamente.

Ganancias contables del BCRA que también se licúan

El Banco Central registró en el último año ganancias contables por $78.000 millones que serán transferidas al Tesoro Nacional para cubrir parte del déficit fiscal del corriente año. «Las ganancias del BCRA del último año fueron el producto de una devaluación no deseada y sobre letras intransferibles, que es un papel que el Gobierno nacional le debe a la autoridad monetaria y que seguramente será renovado en enero próximo, por tanto es un activo de muy baja calidad», dijo Carlos Pérez, ex director del Banco Central de la República Argentina, en su paso por los estudios de InfobaeTV.

Además, alertó el economista, que «los activos de baja calidad que tiene el Banco Central suman unos 700.000 millones de pesos, contra sólo $114.000 millones de patrimonio de la entidad. De ahí surge un patrimonio económico negativo de unos 600 mil millones de pesos. De ahí que con este número, repartir utilidades es preocupante».

FUENTE INFOBAE