El Gobierno busca que suban la calificación del mercado argentino en el exterior

Un grupo de trabajo conformado por la secretaría de Finanzas, la CNV, y hombres de la Bolsa, trabajan para recuperar el estatus de mercado «emergente» que ostentaban las acciones argentinas. Hoy sigue siendo un mercado de Frontera y eso limita a la plaza bursátil

Alfonso Prat Gay y Luis Caputo
Alfonso Prat Gay y Luis CaputoCrédito: Presidencia de la Nación

Un grupo de trabajo liderado por el subsecretario de Financiamiento, Santiago Bausili, el titular de la Comisión Nacional de Valores (CNV), Marcos Ayerra, y funcionarios de la Bolsa de Comercio están trabajando para reconstruir el mercado de capitales argentino. Un paso fundamental es que al mercado accionario se le vuelva a reconocer el estatus de «mercado emergente», algo perdido en 2009, y dejar tener el indecoroso cartel de «mercado de frontera» que ostenta en la actualidad.

En ese momento, por las restricciones al ingreso y egreso de capitales, el MSCI (por ese entonces manejado por el banco Morgan Stanley) llevó al descenso al mercado local y lo convirtió en una especie de paria financiero. Si bien el mercado de frontera, que tiene entre sus filas compañías de Sri Lanka y Nigeria, por ejemplo, mueve USD 20.000 millones; el mercado «emergente» opera más de USD 2 billones.
De ahí el interés, para todos los partícipes del mercado local, de volver a «ascender» y poder gozar de las virtudes de participar en otra categoría. Para lograr ese objetivo, funcionarios del Gobierno estuvieron reunidos no sólo con la gente del MSCI (que ya no pertenece al Morgan Stanley) sino con importantes inversores que son la voz cantante en la decisión de «ascender» o no al mercado argentino.
Sucede que, en contra de lo que se cree, no existe un esquema tan formal para que el país pida a la comunidad inversora el retorno al rótulo «emergente». Quienes plantean un cambio de categoría a los directivos del MSCI son los mismos inversores. Los grandes fondos, cuando vieron que la situación argentina por el encaje a los capitales y las restricciones no escritas a girar divisas operaba más fuerte en el país, pidieron que se elevara una consulta entre todos los participantes sobre si Argentina tenía que ser degradada o no. El resto es historia, y el país desde abril de 2009 es mercado de frontera. Eso hace que menos inversores puedan comprar acciones argentina, y por ende se desarrolle mucho menos el mercado bursátil argentino.
El Índice Merval retomó la senda alcista después de cinco ruedas en baja
El Índice Merval retomó la senda alcista después de cinco ruedas en baja
Lo que está sondeando el Gobierno ahora es la «voluntad» de los inversores para volver a fogonear una consulta, esta vez, acerca de si el país debería ser recategorizado. En ese plano es que se trabaja. Los plazos para que eso suceda no son muy alicientes. Todo el proceso puede demorar incluso años.
Había ciertas esperanzas, comentaban fuentes del mercado, en la revisión semi-anual que se realizó hace apenas días en mayo. Se creía que podía comenzar la consulta acerca del caso argentino, algo que no sucedió. Ahora habrá que seguir esperando. ¿Cuánto? Nadie sabe. Para bajarle el pulgar en 2008 se demoraron 4 meses. Para llevar el pulgar hacia arriba, entre 1 año y 3. Pero si aparece la consulta, con el resultado cantado, podría potenciar las inversiones en papeles argentinos.
Para el Gobierno, de todas formas, el feedback con los inversores fue positivo. Creen incluso que varios fondos se adelantarán a esa nueva recategorización y empezarán a comprar más acciones argentinas. Se sabe, el mercado trata de adelantarse a los hechos.
De todas formas, la performance de los papeles argentinos que cotizan en este «Mercado de Frontera» fue peor que la del índice general. En la categoría de Argentina están Tenaris, MercadoLibre, YPF, Grupo Financiero Galicia, Banco Macro, Telecom, Pampa Energía, AdecoAgro, Globant y BBVA Banco Francés. En su conjunto, forman el índice Argentina dentro del índice de mercado de frontera. El año pasado perdieron menos que el índice (-4,80% contra 14,50%) pero en 2011, 2012, 2013 y 2014 tuvieron peores resultados.
FUENTE INFOBAE