El Gobiermo declaró la emergencia del Indec y admitió inflación de 3,5% en diciembre

La previsión del Gobierno está basada en estimaciones privadas porque el Indec no brindará por ahora mediciones sobre los aumentos de precios.

El Gobiermo declaró la emergencia del Indec y admitió inflación de 3,5% en diciembre
 El Gobiermo declaró la emergencia del Indec y admitió inflación de 3,5% en diciembre

El ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, afirmó ayer que diciembre cerrará con una inflación mensual del 3,5%. Basó su previsión en estimaciones privadas, ya que el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) seguirá sin brindar indicadores de precios durante los próximos meses. Esto quedará ratificado hoy, en un decreto que declarará la emergencia estadística y dispensará al ente estadístico de publicar sus informes por el término de un año.
Según Prat-Gay, el grueso del aumento de precios de este mes ocurrió en los primeros días, «antes de que asumiera este nuevo Gobierno». Para el ministro, luego del ballottage del 22 de noviembre hubo una «zona liberada para que algunos empresarios pudieran remarcar los precios», por lo que 2,5 puntos de inflación corresponderían a la administración de Cristina Fernández y el punto restante, a la gestión de Mauricio Macri.
«El brote se ha ido acomodando, han caído algunos precios. Muchos aumentos no tienen razón de ser por cómo reordenamos el mercado cambiario», afirmó Prat-Gay en conferencia de prensa.
Según las mediciones privadas y provinciales, la aceleración de la inflación comenzó en noviembre, cuando empresarios comenzaron a trasladar a precios la devaluación esperada. Los índices de precios alternativos que mira el Gobierno, el IPC de la Ciudad de Buenos Aires y el de San Luis, registraron avances del 2% y 2,9%, respectivamente.
Los datos privados también dieron cuenta de la importante suba de precios en las primeras semanas de diciembre. La consultora Elypsis consignó que en la primera semana del mes la inflación fue de 1,2%, «el registro semanal más alto desde febrero de 2014», cuando los precios se reacomodaron tras la devaluación de fines de enero de ese año. Para Elypsis, la inflación treparía así a 3,5% mensual. Otros estudios privados estiraron sus previsiones hasta 5,2%, como Indecom.
La falta de estadísticas confiables llevó al Gobierno a suspender por tiempo indeterminado la divulgación de informes del Indec. Según Jorge Todesca, director del Instituto, pasarán «varios meses» hasta tener nuevos reportes de precios.
Mientras tanto, el Ejecutivo recurrirá a los índices de precios de la Ciudad y de San Luis, aunque todavía no definió si elaborará un indicador provisorio con esa información. De una forma u otra, deberá definir en base a esas mediciones cuál será el parámetro para calcular el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER), la cláusula que rige el precio de instrumentos de deuda pública.
La declaración de la emergencia estadística le permitirá a Todesca designar directores y reformar el organigrama del Indec sin necesidad de la firma del presidente Macri y eximirá al Indec de cumplir con su cronograma de informes. Tendrá un año de duración y se publicará en el Boletín Oficial de hoy, indicó Prat-Gay. Y se complementa con el decreto que permite al Gobierno revisar las contrataciones de personal de los últimos dos años.
Con ese mix de indicadores, el Gobierno sentará a empresas y sindicatos a negociar un acuerdo económico y social. Según Prat-Gay, se emplearán mediciones de precios «representativas» y las mediciones de las provincias.

FUENTE CRONISTA