El FMI ahora prevé que el PBI argentino caerá 0,7% en 2016 y el desempleo subirá hasta 8,4%

Las perspectivas económicas para el nuevo Gobierno empeoraron, según la actualización del Panorama Económico Mundial del organismo presentado en Lima
 El FMI ahora prevé que el PBI argentino caerá 0,7% en 2016 y el desempleo subirá hasta 8,4%

El FMI ahora prevé que el PBI argentino caerá 0,7% en 2016 y el desempleo subirá hasta 8,4%
Más allá de que las perspectivas para todos los países emergentes se deterioraron, la modificación en las proyecciones de Argentina también marca que el recambio de gobierno no sería suficiente por sí solo para impulsar el nivel de actividad como esperaban algunos economistas optimistas.
En cuanto a 2015, el organismo ahora espera un alza de 0,4% para la economía argentina, una cifra mayor que la estimada en julio cuando preveía que el PBI crecería apenas 0,1%. Además, el Fondo anticipó una inflación promedio de 16,8% para este año, y de 25,6% para el próximo, la segunda más alta entre los países considerados, detrás de Venezuela, para el que se prevé una inflación de 204,1%.
Las proyecciones del Fondo son muy diferentes a las del Gobierno que estima que el PBI crecerá 2,3% este año y 3% el próximo, mientras prevé un alza del Índice de Precios al Consumidor (IPCNu) de 15,4% en 2015 y de apenas 14,5% en 2016, según consta en el proyecto de ley de Presupuesto presentado en septiembre. En ese sentido, los cálculos del FMI presentados en Lima también difieren en gran medida de los de la CEPAL, que estima que la economía local crecerá 1,6% este año y el mismo porcentaje en 2016.
En tanto, el Fondo también espera un aumento de la tasa de desempleo en 2016 hasta un 8,4%, desde el 6,9% previsto para este año. En abril había estimado una tasa de 7% para 2015 y una de 8,1% para 2016. A tono con los planteos del organismo en cuanto a las estadísticas nacionales, el informe aclaró que «las cifras de Argentina son los datos oficiales declarados, revisados en mayo de 2014» y recordó que «el 1 de febrero de 2013 el FMI emitió una declaración de censura, y en diciembre de 2013 instó a Argentina a adoptar medidas especificadas para mejorar la calidad de los datos oficiales del PBI dentro de un calendario especificado».
En esa línea, además, mencionó que «el 3 de junio de 2015, el directorio ejecutivo reconoció las conversaciones en curso con las autoridades argentinas y el avance concreto en remediar las deficiencias en el suministro de datos desde 2013, pero observó que algunas de las medidas especificadas que había solicitado para fines de febrero de 2015 no se habían implementado completamente».

«El directorio ejecutivo volverá a examinar esta cuestión nuevamente el 15 de julio de 2016 y en consonancia con los procedimientos establecidos en el marco jurídico del FMI», advirtió.

FUENTE CRONISTA