El dólar libre se vendió al filo de los 15 pesos

La divisa se disparó 32 centavos en el mercado libre y volvió a subir pese a los esfuerzos del Gobierno para impulsar otros mecanismos de ahorro en pesos. La brecha con el oficial superó el 61 por ciento

La última semana de julio no le da respiro al dólar libre. La divisa escaló 32 centavos y cotizó a $14,97 para la venta, luego de un avance de 16 centavos en la jornada de ayer. De esta forma, el dólar en el mercado paralelo quedó al filo de los $15, una barrera que ya había superado durante la semana pasada. Con todo, la dolarización de carteras está en pie por el exceso de pesos.

La suba de tasas para los plazos fijos que impuso el Banco Central (BCRA) no logró frenar el interés por el dólar, en un contexto de elecciones presidenciales. Si bien el Gobierno consigue controlar la cotización del billete, lo hace por tiempo limitado. La divisa ya acumula dos jornadas consecutivas de suba, y da marcha atrás con el retroceso de los últimos días de la semana pasada.

Tras subir un centavo en la jornada de ayer, el dólar oficial para el público minorista se mantuvo estable y se vende a $9,24, según el promedio de entidades bancarias que publica y actualiza tres veces al día el Banco Central (BCRA). En el mercado mayorista o interbancario, la divisa cerró con una suba de 0,5% a 9,185 pesos. Con estos valores, la brecha entre el oficial y el blue se ubica en 61,8 por ciento.

Persiste la dolarización de carteras por el exceso de pesos

El «contado con liquidación», que consiste en comprar bonos y acciones argentinas en pesos para venderlas en el exterior en dólares, sigue en leve alza. La cotización implícita de la divisa sube 11 centavos y se vende 13,25 pesos. Esos dólares quedan depositados en el exterior, pero por tratarse de operaciones de fuga de capitales cursadas a través de activos y no de divisas, no representan una pérdida de reservas para el BCRA.

El dólar «bolsa» o MEP (Medio Electrónico de Pagos) subió 16 centavos y cotiza a 13,10 pesos. Esta operatoria se realiza a través de la compra de bonos en el mercado local, para ser vendidos en un plazo no inferior a las 72 horas a cambio de dólares, que quedan depositados en la Argentina. De esta forma, ambas divisas cotizan en el mismo valor para la venta.
FUENTE: INFOBAE