El dólar libre roza los $16: qué se esconde hoy detrás de la presión cambiaria

Y aumentará hasta diciembre

El economista destacó que la divisa que se opera en el mercado paralelo «responde a la ley de oferta y demanda». «El problema –continuó- es que «el Banco Central emite cada vez más pesos, que crece entre 35% y 39%, muy por encima del PBI nominal. Por eso, según sus cálculos el sobrante se ubica en alrededor de 200.000 millones de pesos, equivalente a 3,7 puntos del PBI.

El «blue» rozó esta última semana los $ 16, llegando a nuevos récords, pero además la brecha cambiaria con el oficial volvió a niveles del 70%. Y la presión aumentaría en las semanas que quedan hasta las elecciones.

-Mientras se mantenga ese sobrante de pesos habrá presión sobre el tipo de cambio?

-Sí, en la medida que el Central sigue emitiendo por arriba de la demanda de dinero. Por eso, antes de abrir el cepo habrá que corregir esta situación. Pero hay que tener en cuenta que con las actuales restricciones cambiarias, la Argentina es uno de los países menos competitivos del mundo. Acá las empresas no pueden distribuír dividendos y ni siquiera tienen acceso a divisas para comprar bienes de capital, algo que sí pueden hacer en cualquier país.

La propuesta de Giacomini es emitir un bono en moneda extranjera con garantía de organismos multilaterales para retirar los pesos sobrantes del mercado. Así sería factible arrancar un nuevo período sin cepo, con menor presión cambiaria y con el objetivo de volver a captar dólares.

«Todo esto debería estar acompañado por una reforma monetaria y fiscal, básicamente con una nueva Carta Orgánica del Central, cuyo único objetivo sea el control de la inflación, volviendo a metas que fijen la emisión de dinero».

GIACOMINI: «PARA EMPEZAR UN PERÍODO SIN CEPO, HAY QUE RETIRAR LOS PESOS SOBRANTES DEL MERCADO»

Para el economista, esas nuevas reglas monetarias deberán ir acompañadas de una menor presión tributaria, junto con una reducción del gasto público. «Si bajas la inflación y la presión tributaria, dotás de mayor competitividad al sector privado. Así, el tipo de cambio de equilibrio no debería ser tan elevado».

Sin estos cambios, consideró el director de Economía y Regiones, será imposible ajustar el tipo de cambio sin sufrir un salto inflacionario, como sucedió en enero de 2014. «Chile, Perú o Colombia pueden ajustar el tipo de cambio sin sufrir un gran salto inflacionario sencillamente porque tienen una política monetaria prudente y no emiten dinero en exceso. Por eso la devaluación no se traslada a precios».

FUENTE INFOBAE