El dólar libre aumentó 16 centavos a 9,76 pesos por unidad

Por: Daniel Sticco dsticco@infobae.com La autoridad monetaria decidió mantener la cotización de la moneda nacional respecto de las divisas de los principales socios comerciales. En los últimos 30 días acumula una suba de 1,92%. Duplica la tasa de inflación que midió para septiembre el Indec, pero el ajuste sigue rezagado respecto de la denominada inflación Congreso

Las primeras transacciones en el circuito marginal se concretaron con moderada alza, despúes de haber abierto la semana con caída de once centavos, ante la agudización de los controles en las principales arterias del microcentro de la Ciudad de Buenos Aires. Pero pasado el mediodía cobró impulso y cerró a $9,76, con lo que amplió la brecha con la paridad oficial a 67,1 por ciento.

De este modo, se superó con creces la baja del comienzo de la semana, al punto que a minutos del cierre de las transacciones la cotización de la divisa en la franja libre aumentó cinco centavos en comparación con la clausura del último viernes,

Los operadores más activos aseguran que «el Gobierno no quiere que llegue a la primera plana de los diarios un valor de 10 pesos, como indicaba la tendencia de las últimas semanas».

El valor de pizarra del Banco Nación es acompañado en la apertura de la jornada por el promedio de precios que se observa en la City porteña, con la punta compradora en 5,80 y la vendedora en 5,80 pesos por cada dólar.

Del mismo modo, abrieron sin cambios las cotizaciones de referencia del euro y el real para las transacciones comerciales y del turismo (en ese caso hay que agregarle el recargo impositivo de 20%). En el primer caso con extremos de 7,85 y 8,02 y en el segundo de 2,60 y 2,84 pesos por unidad.

La decisión del Banco Central de la República Argentina de volver a rezagar el ajuste cambiario en comparación con la suba promedio de los costos de producción de las empresas, tanto industriales, como agropecuario, es motivo depreocupación en la dirigencia empresaria, porque ven esfumarse sus posibilidades de generar divisas con exportaciones y eso traba, a su vez, la importación de insumos esenciales para su producción, dado el régimen de correspondencia que exige la secretaría de Comercio Interior.

En agosto y septiembre, el ritmo de ajuste cambiario se había acelerado a un rango proyectado a doce meses ubicado entre 34 y 40%, pero al recuperarse el valor de la moneda brasileña, Marcó del Pont decidió también inducir a la apreciación del peso.

En los últimos doce meses la suba del tipo de cambio oficial fue de 23,2%, mientras que la tasa anualizada de la variación de los pasados 30 días fue 25,6 por ciento.

El dólar turista cotizó a 7,008 pesos por dólar.

En el circuito bursátil, el denominado «dólar liqui», el cual surge de relacionar el valor de los bonos y acciones que cotizan en dólares en Wall Street, con sus similares pero valuados en pesos en la plaza local, bajó levemente a 8,89 pesos por unidad.

FUENTE: INFOBAE