Durante la presente semana (12 al 16 de marzo), el BCRA, vendió u$s 437 millones, con lo que logró mantener el precio de la divisa en $ 20,55

El dólar empezó el mes de marzo cotizando  a $ 20,45, y durante estos 12 días hábiles la autoridad monetaria vendió más de u$s 610 millones, para obtener como resultado una suba de 10 centavos en la cotización del dólar.

Sin duda se quemaron muchas reservas para obtener un resultado pésimo

Primera conclusión, el mercado percibe que la cotización está retrasada

Por otro lado, el campo, aún no comenzó a liquidar exportaciones, si bien estamos en el comienzo de la época, también influye en esta actitud la baja cotización de la moneda extrajera. Es decir, el BCRA espera esos ingresos, pero la cotización que él mismo determina, retrasa el ingreso de esas divisas.

Por otro lado, mantiene las tasas a 27,25 % anual

Algunos economistas pronostican el dólar valuado a $ 23 para diciembre 2018, y el mercado a término vende para esa fecha a $ 23,57

Parecen proyecciones muy poco realistas, observando lo que sucede día a día en el mercado, donde el crecimiento esta achatado y la inflación anual apunta a un mínimo de 20% anual, considerando que en el primer bimestre acumuló 4 %.

Resumiendo, tasas altas generadas desde el BCRA, inflación que no cede, balanza comercial negativa desde hace 14 meses con una proyección anual de 10.000 millones de dólares

Segunda conclusión, la economía no muestra signos para mejorar ni el día a día ni  en las expectativas

No sería el momento de cambiar el rumbo ¿?

27 meses de la misma política, no son suficientes para tomar la decisión de cambiar ¿?

Y cuál sería el cambio a realizar ¿?

  • Bajar las tasas que inflacionan la economía
  • Permitir que el dólar recupere su atraso cambiario

Por estar la demanda tan achatada, el deslizamiento a precios no sería del 100 % Y un dólar a $ 23, ayudaría a la balanza comercial

Esperemos que no se espere hasta el mundial de fútbol para hacer los cambios, y se concreten ya.