El derrumbe de las reservas del Banco Central complica la estrategia antidevaluación

Fue un cierre de primera semana de malas noticias para la entidad. El oro bajó 2,60%, a u$s1.194 por onza ante la caída del desempleo en los EEUU. Aumentan las posibilidades de que la Reserva Federal suba la tasa de interés y el dólar se fortalezca aún más

Ese cambio de escenario cambiario afecta la estrategia del ministro de Economía, Axel Kicillof de mantener retrasada la cotización de la divisa norteamericana respecto de la variación de los precios, las tasas de interés y la base monetaria.

Cabe recordar que el Banco Central tiene 70 toneladas de oro y esta caída de la cotización afecta el valor sus reservas.

La otra adversidad fue que la mesa de dinero de la entidad tuvo que vender u$s25 millones para calmar al mercado. Además hubo que pagar u$s17 millones por importaciones de energía y cancelar u$s4 millones con organismos internacionales y a Brasil. El balance final fue una caída de u$s31 millones en el día y 56 millones en la semana, a u$s31.400 millones. Si se observa que lo largo de la semana la mesa de dinero del Central vendió 145 millones, las reservas no parecen reflejar esta realidad.

EN UNA SEMANA EL BANCO CENTRAL VENDIÓ U$S145 MILLONES Y PERDIÓ 56 MILLONES DE LAS RESERVAS

A pesar del cambio de panorama, el Gobierno siguió vendiendo dólar para ahorro. Esta vez las compras sumaron u$s34,2 millones, algo menos que el día anterior pero en los primeros cinco días de marzo superaron en un 12% a las de igual tramo del mes anterior, más que suficiente para aumentar la oferta en la plaza libre donde el dólar bajó 4 centavos a 12,81 pesos, el nivel más bajo de los últimos tres meses.

La baja del dólar en la Argentina mientras sube en el mundo, refuerza la demanda porque el mercado juega una pulseada contra el Banco Central para ver hasta dónde llegan sus reservas para seguir adelante con esta estrategia de alimentar la plaza con dólar – ahorro a 10,52 pesos.

LAS VENTAS DE DÓLAR PARA AHORRO CRECIERON 12% EN COMPARACIÓN CON UN MES ATRÁS

Papeles privados en el subibaja

En la Bolsa hubo una esperada toma de ganancias que fue bien absorbida por el mercado que sobre el final tuvo una reacción positiva. Cada acción que salía a la venta encontraba inmediatamente un comprador, lo que hizo que la caída del Merval, el indicador de las líderes, quedara casi neutro con una baja de tan solo 0,10% con un excelente monto de negocios de 203 millones de pesos. El Merval ganó en la semana 3,4 por ciento.

Los papeles más destacados fueron los de las entidades financieras. Banco Macro subió 2,95% y Grupo Galicia, 2,32%. La toma de ganancias se concentró en los papeles de las empresas de electricidad que salieron airosas. Edenor terminó con una ganancia de 2,51% y Pampa Energía, la empresa propietaria de mencionada distribuidora, avanzó 1,74 por ciento.

Las dos caídas más importantes tuvieron relación con la baja del crudo de 2,11% a 51,44 dólares por barril y con el escándalo de Brasil con su empresa petrolera que está afectando la estabilidad de la presidente Dilma Rouseff. La coincidencia fue que tanto Petrobras como YPF perdieron 3,13 por ciento. De no haber sido por estas compañías, el Merval hubiera terminado con otra alza de consideración.

En Wall Street sigue la euforia por los ADR’s (certificados de tenencia) de las acciones argentinas. La caída del oro muestra que crecen los inversores que asumen riesgos. Por eso Galicia subió 2,94 por ciento; Macro, 2,85 por ciento y Francés 1,12 por ciento. Las empresas eléctricas también tuvieron un buen día. Edenor ganó 2,61 por ciento.

EN WALL STREET SIGUE LA EUFORIA DE LOS ADR

La sorpresa fue la suba de los ADR’s de Petrobras de 1,84 por ciento a pesar de la caída del papel en la Argentina. En cambio YPF perdió 2,74 por ciento.

En el Mercado Abierto Electrónico (MAE), los negocios en bonos bajaron a 1.068 millones de pesos. Lo más destacado fue la suba de 2,68% del Cupón PBI en moneda local y el aumento de 0,74% con negocios por $131 millones del Discount que indexa por el costo de vida.

Los títulos en dólares con legislación argentina siguieron el rumbo del billete norteamericano y tuvieron leves caídas. El Boden 2015 perdió 0,62% y el Bonar X que vence en 2017, 0,25 por ciento.

El lunes comienza una semana con un escenario más complicado para el Gobierno. El derrumbe del oro y la fortaleza del dólar amenazan complicar el esquema antidevaluatorio que defiende Axel Kicillof contra viento y marea. Las reservas van a quedar demasiado cortas para sostener este esquema hasta fin de año

FUENTE: INFOBAE