El déficit fiscal aumentó un 340% en el primer mes de 2015

El informe de la Secretaría de Hacienda, a cargo de Juan Carlos Pezoa, indicó que con respecto a los recursos, el incremento se debió principalmente a la mayor recaudación de los aportes y contribuciones a la Seguridad Social, que crecieron 37,1% interanual, y al buen desempeño de los Ingresos Tributarios. Dentro de estos últimos, se destaca el Impuesto a las Ganancias 40,8% anual y el IVA-DGI 35,5% anual».

Mientras que del lado del gasto primario en el mes creció 35,9% interanual principalmente por el incremento de las prestaciones a la Seguridad Social que se expandieron 43,7% gracias a los aumentos automáticos previstos por la Ley de Movilidad de haberes y por los nuevos beneficios jubilatorios otorgados a través de la moratoria previsional establecida por la Ley 29.970. Por su parte, las remuneraciones crecieron 44,6% por los aumentos otorgados a lo largo de 2014 en todo el ámbito del sector público nacional».

Y también dio cuenta de «los mayores gastos de capital, que se elevaron 47,8% anual, destinados principalmente al desarrollo de la infraestructura económica y social, cuyo crecimiento es explicado mayoritariamente por las Transferencias de Capital que realiza el Estado Nacional a las Provincias, las cuales se incrementaron en 99,5% con respecto a 2014″.

De ahí surge que mientras los ingresos totales se incrementaron 29,9%, los gastos primarios, antes del pago de intereses de la deuda pública se expandieron 32,6%, el superávit de $798,5 millones que había mostrado un año antes se convirtió en un déficit de $1.457,4 millones.

El resultado final fue peor aún, porque se acumularon vencimientos de intereses de la creciente deuda pública que determinaron un salto de 211%, a 12.020 millones de pesos.

Así surgió un desequilibrio final de $13.463 millones, el cual superó en más de 10.400 millones al que se había anotado un año antes.

Contabilidad creativa

Una vez más, para atenuar la magnitud del desequilibrio real de las finanzas públicas, Hacienda acudió al auxilio de la Anses ($4.387 millones) y en menor medida del Banco Central ($95 millones) para que les anticipara las ganancias obtenidas con sus colocaciones financieras. Sin esos recursos, el déficit final hubiese ascendido a $18.321 millones, casi 200% más que un año atrás.

Semejante rojo, representó el equivalente a 4,9% del PBI y se proyecta para todo el año en más de 300 mil millones de pesos. De ahí la negativa del Gobierno nacional a introducir modificaciones en el mínimo no imponible de Impuesto a las Ganancias, porque necesita todo peso que pueda ser capturado para financiar ese bache.

La buena noticia de las finanzas públicas vino por el lado del déficit de las empresas públicas, habida cuenta que registró una disminución de 15,1%, a 1.404 millones de pesos

FUENTE: INFOBAE