El BCRA se deshace de reservas y la brecha cambiaria se acerca al 60%

A Mercedes Marcó del Pont nada le está saliendo según los planes. Empujado por el temor a nuevas medidas cambiarias que disparó el dólar para fuga, el blue volvió a las subas ya pasada la estacionalidad veraniega: se vende a $ 8,05, 58% por encima del oficial. En el mercado cambiario mayorista, para colmo, el Banco Central es prácticamente el único oferente: el viernes tuvo que vender u$s 70 millones para saciar la demanda y su intervención en lo que va del mes arroja un saldo vendedor.

Las cotizaciones paralelas del dólar no paran de subir. Los aumentos en el precio del blue y del dólar para fuga –o “contado con liquidación”– no están basados en estacionalidad alguna ni en datos concretos, sino más bien en la desconfianza de los operadores en el futuro del peso y el silencio oficial.

El dólar en la plaza ilegal no tuvo problemas para superar la barrera psicológica de los $ 8 durante la semana pasada. Ganó 23 centavos en cinco ruedas y terminó pactándose a $ 8,05.

La nueva escalada del blue, sube 18,3% en el año, sólo es opacada por el contado con liqui.

El dólar para fuga ganó 16 centavos la semana pasada y avanza casi 25% en el año, contra el 3,45% que subió el precio oficial en el mismo período.

“Especulaciones sobre un eventual desdoblamiento cambiario después de las elecciones legislativas se mencionan mucho en el mercado, a pesar de que no haya nada concreto y eso impulsa las subas”, dijo un analista de una sociedad de bolsa la semana pasada.

Ni siquiera en el mercado oficial, totalmente bajo su control en tiempos de cepo cambiario, el BCRA logra hacer y deshacer a gusto. El viernes, la autoridad monetaria debió vender en torno a u$s 70 millones de sus reservas para contener la suba del mayorista en el 0,1% intradiario a $ 5,092. Tras tener que deshacerse de u$s 170 millones en febrero, el BCRA vuelve a obtener un saldo negativo de sus intervenciones en marzo: como resultado de sus compras y ventas se deshizo de entre u$s 30 y u$s 65 millones.

“Aunque la reciente evolución del mercado cambiario era esperada, teniendo en cuenta la estacionalidad propia de la liquidación de divisas que se concentra en el segundo y tercer trimestre, la dinámica exhibida en las últimas semanas está siendo peor a la prevista originalmente”, evaluó un informe de la consultora ACM.
FUENTE: CRONISTA