El BCRA sacó su arsenal pero el dólar blue llegó a un nuevo máximo histórico

Por María Eugenia Baliño

El Banco Central sacó todo su arsenal a la cancha ayer para evitar la inestabilidad cambiaria a sólo 6 días de las elecciones presidenciales, pero la presión del mercado pudo más y el blue se disparó hasta un nuevo récord histórico.
Ni las fuertes ventas en la plaza de futuros, ni las intervenciones en la Bolsa porteña lograron frenar la avidez de ahorristas particulares y empresas por obtener dólares, cuando ya arrancó la cuenta regresiva para conocer si finalmente habrá balotaje o el kirchnerismo conseguirá definir su continuidad en primera vuelta.

La divisa que se negocia en las cuevas trepó ayer 17 centavos, hasta los $16,11, y superó el máximo histórico de $16,06 que había alcanzado el 25 de septiembre último.

“Era de esperar que el blue se recalentara a medida que nos acercáramos más a las elecciones. La estabilidad de mediados de la semana pasada fue artificial y estaba claro que no iba a durar”, indicó un operador.

La búsqueda de cobertura cambiaria comenzó a acelerarse el viernes pasado, cuando el paralelo se disparó 11 centavos y los tipos de cambio bursátiles saltaron hasta 17 centavos.

La fuerte intervención del BCRA ayer en el mercado de futuros de dólar de Rofex, con la que consiguió mantener estable e incluso rebajar el valor de los contratos para los próximos meses, no sirvió para desalentar la demanda de billetes verdes en el circuito informal.

Con un volumen récord de u$s1.260 millones operadores, más del triple de lo habitual debido a la intensa participación de la autoridad monetaria, los contratos para enero de 2016 en el Rofex cayeron a $10,10 (-0,05%), mientras que para febrero y marzo se mantuvieron sin cambios en $10,65 y $10,91, respectivamente.

Desde el jueves pasado, el BCRA no tiene límites para operar en ese mercado.

Según reconocieron desde la entidad que dirige Alejandro Vanoli, el objetivo de esta participación en la plaza de futuros es “desalentar las expectativas de devaluación y alinear la curva de tasas de interés implícitas”.

Además destacaron que, mediante estas operaciones, el Central ganó en lo que va del año más de $3.600 millones.
La entidad monetaria también intervino ayer en la Bolsa porteña con el fin de contener la cotización de los dólares bursátiles.

Según indicaron agentes del mercado de valores, hubo ventas de operadores vinculados al BCRA en Bonar X y Bonar 24 con el fin de marcar sus precios a la baja y así hacer caer los tipos de cambio implícitos.

No obstante, el apetito de los inversores por dolarizarse antes de las elecciones pudo más y los bonos en divisa estadounidense terminaron en alza, empujando al dólar Bolsa 3 centavos por encima de su cierre previo, a $13,84.

En la misma línea, el contado con liquidación se disparó 8 centavos y superó la barrera de los $14 ($14,05).

También se aceleró la suba del dólar oficial, que venía a un ritmo de medio centavo por día. En el mercado mayorista, el tipo de cambio que administra el BCRA avanzó 8 milésimas y cerró a $9,498, mientras que en las pizarras de los bancos públicos finalizó a $9,51, 1 centavo por encima del viernes pasado.

El Central sacrificó u$s100 millones para evitar que la devaluación del peso se profundizara aún más

FUENTE DIARIO BAE