El Banco Nación salió a vender dólares para quitarle presión al Central

La entidad, hace poco comandada por el actual presidente del BCRA, intervino con fuerza en el mercado de cambio para abastecer la demanda de dólares. Eso permitió que el Central pudiera correrse de la plaza. Pero las reservas igualmente cayeron otros 100 millones hasta los 31.300 millones

Hubo un giro en la estrategia oficial con el dólar para que el Banco Central no tenga que soltar tantos dólares todos los días. Ahora el Banco Nación, que estuvo presidido hace dos semanas por el actual titular del BCRA, Juan Carlos Fábrega, actuó en soledad en el mercado de cambios. Vendió según fuentes del mercado entre 100 y 120 millones de dólares. Este miércoles el BCRA no tuvo intervención en la plaza oficial.

De todas formas, las reservas internacionales volvieron a ceder por pagos de importación. Esta vez, cayeron u$s100 millones para cerrar en 31.300 millones de dólares (redondean casi 12.000 millones perdidos en el año).

Esta estrategia oficial de esta jornada fue para aminorar las ventas que día a día tiene que hacer el Central para contener las presiones cambiarias. Pero alguien tiene que satisfacer la demanda privada, por ende tiene que salir el Nación a operar (ahora comandado por el camporista Juan Ignacio Forlón).
El Central sí estuvo operando en los mercados de futuros de dólar. Esto es, los contratos para adquirir a distintos plazos el dólar oficial en el mercado regulado. La autoridad monetaria vendió 100 millones de dólares en estos contratos a futuro. Hay que aclarar que estos contratos se liquidan en pesos, con lo cual el Central no tiene que soltar dólares al plazo de cada contrato sino pesos al tipo de cambio en caso de ser necesario.
Vender en estos contratos a futuro hace que el mercado financiero tenga una referencia del ritmo de devaluación que acepta el Gobierno. Los contratos para fines de diciembre de este año marcan que el mercado ve un dólar a 6,29 pesos. En mayo del 2014 el dólar oficial ya llegaría a $7.
Por otro lado, tanto el Banco Central como la ANSeS vendieron bonos que tienen en cartera para bajar el denominado contado con liquidación. Este dólar que surge de triangular bonos y acciones para hacerse de divisas en el exterior marcó un tipo de cambio de 8,50 pesos. Estos organismos salieron a vender el Bonar X principalmente para reducir la cotización del liqui. Este bono, por la ola de ventas oficial, cayó más de 4 por ciento.
Según la teoría oficial, bajar el liqui hace que también las presiones en el blue sean menores. «Los precios entre ambos van de la mano. No puede haber tanta brecha. Si bajamos el liqui, el blue va para ese lado», indicaba un funcionario.
Por lo pronto, la intervención del Nación de la jornada permitirá que el Central termine la semana casi sin sobresaltos. El jueves no opera Wall Street por los festejos de «Acción de Gracias» y el viernes la jornada financiera en EEUU es limitada. Por ende, no habrá casi presión sobre el dólar en lo que resta de esta mini semana cambiaria.
FUENTE: INFOBAE