El Banco Central impone un nuevo cepo cambiario a los bancos

Las ventas de dólares desde fines de julio provocaron una pérdida de unos u$s2.600 millones de las reservas

Inquieta al Banco Central de la República Argentina la constante pérdida de reservas en divisas
Inquieta al Banco Central de la República Argentina la constante pérdida de reservas en divisas

Semejante sangría de divisas llevó a la autoridad monetaria a imponer de palabra un nuevo mecanismo de cepo cambiario a los bancos. Se trata de un sistema parecido al instrumentado desde fines del 2011 por el ex secretario de Comercio Guillermo Moreno.

Este consistía en imponerle a las empresas que por cada dólar que importaran debían generar otro por exportaciones, para que no cayeran las reservas del BCRA y no se redujera el saldo de la balanza comercial que este año, de acuerdo a los datos del Presupuesto 2016, bajaría a unos u$s2.700 millones frente a poco más de 10.000 millones de cuatro años antes.

Esta nueva restricción para los bancos ideada por la autoridad monetaria consiste en solicitarle a cada entidad que por cada dólar que le demande un importador al cambio oficial de $9,43 deberá obtener otro en concepto de liquidación de exportaciones de algún cliente, de lo contario el BCRA no autorizará la primera transacción, a pesar que la empresa solicitante haya contado con la Declaración Jurada de Autorización de Importaciones (DJAI) aprobada por la Secretaría de Comercio.

Crece el atraso de pago de importaciones

Según el Centro de Estudios para el Comercio Exterior del Siglo XXI que dirige Miguel Ponce habría unos u$s7.000 millones en DJAI aprobadas pero no pagadas por efecto de la nueva restricción de facto impuesta por las autoridades del BCRA.

A eso habría que sumarle aproximadamente otros u$s8.000 millones que corresponden a importaciones pagadas por las empresas a casas matrices del exterior por mecanismos alternativos, como operaciones contado con liqui, a las espera de que el BCRA les autorice la compra de dólares al cambio oficial, en particular autopartes e insumos para la industria electrónica y de telefonía de la Isla de Tierra del Fuego.

Por otra parte, a estas restricciones hay que agregar, de acuerdo a la información de los importadores, mayor control de las compras en el exterior por parte de la Dirección Nacional de Aduanas (DNA) que obliga a que la mayoría de los productos importados pasen por el canal rojo para ser fiscalizados en lugar del canal verde que permite que la mercadería entre al país libremente.

Baja estacional de la venta de exportadores

El Banco Central busca llegar sin problemas hasta el 10 de diciembre para evitar mayor pérdidas de reservas internacionales, luego de 20 jornadas consecutivas con venta de dólares en un mercado que se caracteriza por una oferta muy reducida del sector privado, en particular de las empresas cerealeras nucleadas en CIARA.

Según la opinión de algunos operadores del sistema financiero este nuevo cepo cambiario se puso en funcionamiento luego de las PASO del 9 de agosto, pero se hizo más evidente en particular desde la mesa de operaciones del BCRA que cada días se encarga de establecer discrecionalmente la cantidad de dólares que necesitan cada entidad financiera.

Desde la imposición del cepo cambiario a partir del 31 de octubre de de 2011 se pueden contabilizar unas 20 restricciones impuestas por controles de la AFIP para autorizar compras de dólares, normas legales, disposiciones administrativas del sector público, la Secretaría de Comercio, el BCRA, y la Comisión Nacional de Valores, que dificultan la mayoría de las operaciones de comercio exterior.

FUENTE INFOBAE