El alza de precios marcó 1,3% en enero y confirma el proceso de desinflación

En el primer dato oficial de inflación 2017, el Indec difundió que fue de 1,3%. Esparcimiento fue lo que más subió (4,7%) y, en sentido opuesto, indumentaria cayó 2,2%

 

 

juicios a las ART

Según el Indec, los precios subieron 1,3% en el primer mes del año, un porcentaje menor a estimaciones privadas, que esperaban hasta 1,9%. Con este número se empieza a confirmar que la fase de desinflación, más allá de subas que se esperan más fuertes para próximos meses por el impacto de tarifas, prepagas y peajes.

El 1,3% conocido ayer primero provocó sorpresa entre los analistas. Luego, al mirar los detalles, se explicaron la razón de la cifra que arrojó la inflación para enero: tenían que ver con cuestiones metodológicas, de cuándo se incorporaron ciertos incrementos y del peso de algunos rubros, en particular indumentaria y vivienda. De hecho, según la inflación-Congreso (que surge de un promedio de estimaciones de consultoras), el alza de precios fue de 1,6% y, hasta el relevamiento de expectativas del mercado (REM) que difunde el Banco Central arrojó un 1,7%, según el promedio recopilado entre analistas del sector privado.

Se empieza a confirmar así un dato esperado tanto por la autoridad monetaria como por el Gobierno en general, teniendo en cuenta la negociación salarial que está empezando para recuperar parte del poder adquisitivo perdido en 2016. Si bien es aún temprano para vaticinar cómo terminará 2017, el primer dato de inflación del año podría marcar un proceso de menor suba de precios.

En enero, lo que más subió fue esparcimiento, 4,7%; seguido por transporte y comunicaciones (2,3%), alimentos y bebidas (1,6%) y atención médica y gastos para la salud (1,4%), según detalla el informe del instituto dirigido por Jorge Todesca, por arriba del promedio general, de 1,3%.

A su vez, equipamiento y mantenimiento del hogar aumentó 0,9%; educación, 0,7%; en tanto el rubro indumentaria registró una fuerte baja del 2,2%.

La inflación núcleo (que es la que «netea» de los aumentos las variaciones de los estacionales y la de los regulados) arrojó 1,3%, la más baja desde que comenzó la medición de precios por parte del Indec, en mayo del año pasado.

Dentro de alimentos y bebidas, que subió 1,6%, las verduras tuvieron una variación de 4,7%, mientras las frutas lo hicieron 3,6%. Los productos lácteos subieron 2,1%, los alimentos para consumir en el hogar 1,5%, mientras que las carnes bajaron 0,8%.

A su vez, los alimentos que más subieron fueron lechuga (24