Dudan que la industria pueda volver a crecer en 2016

La crisis en Brasil, que es el principal destino de las manufacturas argentinas, y la pérdida de competitividad de la producción local son los principales obstáculos para que repunte la actividad

Una serie de problemas en el mercado doméstico y también en el sector externo ponen en duda que la industria pueda crecer con vigor en 2016, evaluó una consultora privada.

«Por el lado externo, Brasil seguiría sin crecer los próximos dos años, por lo que la industria argentina en general y la industria automotriz en particular no podrán contar con la tracción del socio mayor del Mercosur», evaluó un reporte del Semanario Económico de la consultoraEconomía & Regiones (E&R).

Además, sostuvo que el mercado interno presenta un conjunto de problemas que tienden a impedir que la industria crezca vigorosamente en 2016.

«Ni el escenario brasileño, ni el contexto doméstico ofrecen un ambiente macro económico con condiciones que permitan pensar en una probable, rápida y fuerte recuperación de la producción y las exportaciones industriales argentinas en 2016», coincidieron.

Por otra parte, señalaron que la caída de Brasil no es «gratis» para Argentina, «sino que tiene importantes costos para nuestra industria en particular».

«La tasa de crecimiento económico de Brasil de los próximos dos años no luce alentadora y peor aún, la pérdida del grado de inversión potencia los problemas. En un marco de crisis económica, política y falta de apoyo para encarar la agenda de equilibrio fiscal, el grueso del ajuste pasar por la esfera monetaria y repercutir en el nivel de actividad», indicó el estudio corrdinado por el especialista Alejandro Caldarelli.

En suma, este ajuste de Brasil redundaría en una pérdida de competitividad para la Argentina y «en una menor demanda de nuestras exportaciones hacia Brasil».

También desde E&R expresaron que hay heterogeneidad en la industria, se desploman los sectores exportadores y se recuperan los vinculados al «sector público».

«El nivel de actividad económica pierde empuje en el arranque en el segundo semestre del año. Peor aún, el agregado industrial sigue cayendo y acumula 20 meses consecutivos de caídas interanuales. En concreto, en los últimos doce meses el EMI de INDEC cayó 2%, aunque deja entrever una leve desaceleración en la caída», analizaron.

Según el informe, en términos generales, no hay mejoras sustanciales que permitan vislumbrar una recuperación durante este año.

«Además, una mirada hacia adentro del agregado industrial deja entrever la heterogeneidad existente en el comportamiento individual de cada actividad donde sobresalen sectores productores que se recuperan estimulados por las políticas del gobierno y otros -más vinculados con rubros exportadores- que caen fuertemente», agregaron.

Según el trabajo de la consultora, «a mitad de camino quedan la mayoría de los sectores manufactureros, donde las alzas marginales surgen principalmente de la baja base por comparación del 2014».

FUENTE INFOBAE