Las pymes se han puesto de moda, hace 20 años, decir pymes era sinónimo de boliche, y sus dueños ni siquiera se sentían empresarios. Hasta que los gobiernos se dieron cuenta que en nuestro país, como en los países más desarrollados del mundo, por lo menos el 50 % del PBI, es generado por las pymes.

Y cuál es la diferencia entre dirigir una pyme, y dirigir una gran empresa, sólo el volumen de operaciones.

En nuestro mundo, híper interconectado, muchas pymes, las del segmento superior de facturación dejaron de ser locales, para competir en el mundo, ya sea por las importaciones, como así también las exportaciones-

Es más, si la pyme es del tipo FAMILIAR, se hace más complejo el proceso decisorio, y es normal que los problemas se trasladen al seno de la familia, lo que enrarece la marcha de la empresa.

En nuestro país las pymes, suelen adolecer de:

  • Recursos financieros eficientes
  • Clara estrategia empresarial

Siendo estos temas, los que florecen y se agudizan cuando llega la época de las vacas flacas, es decir se complica la macro, y decaen las ventas.

Habiéndome formado y gerenciado empresas multinacionales, y dirigido y asesorado pymes, soy plenamente consciente que ambos tipos de empresas, requieren el mismo profesionalismo para funcionar exitosamente.

Las grandes empresas, tienen como ventaja, sus recursos financieros, para tercerizar o asesorarse en temas estratégicos, con los grandes Estudios multinacionales, que generalmente les vienen impuestos de sus casas matrices.

Las pymes deben agudizar su ingenio, y entrenar sus gerencias y mandos medios, para que estén a la altura de las exigencias del mundo actual y del que viene. Si no lo hacen quedarán a la deriva y su destino estará atado a lo que decida su competencia.

Piensen los empresarios pymes, que muchas de nuestras actuales grandes empresas, nacieron como pymes, y el trabajo profesional y perseverante las transformó en lo que son hoy.

No pierda el tiempo, capacite a su personal clave, escuche opiniones de terceros, conozca que hace su competencia, dirija la proa de su barco hacia aguas calmas, y deje atrás a su competencia. Sin duda se puede, como pudimos hace 14 años colocar en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, la primer Obligación Negociable pyme, post crisis, y a tasa record de la Bolsa

Prof Héctor Cosentino  Asesor de Dirección de Empresas Asesor Financiero (BCBA)

Cel 1553760730        Linkedin Héctor Cosentino