Los precios del dólar mayorista y del dólar «hoy», el que compra el público en bancos y casas de cambio, son los que mejor reflejan lo que sucede en el mercado cambiario.

Los bancos oficiales tuvieron que comprar alrededor de 20 millones a los que se sumó 9 millones que adquirió el Banco Central. La intervención de las entidades no es con recursos propios. Compran divisas para sostener el precio pero por cuenta del Banco Central que al final del día les compensa las operaciones.

Mientras el dólar «hoy» subió 10 centavos a 14,17 pesos, el mayorista cedió un centavo a 13,83 pesos, porque a pesar de la intervención oficial, la fuerte liquidación de los exportadoreshizo que el precio retrocediera.

En el «blue» hubo una mejora pero la alegría no fue plena porque después de tocar 14,40 retrocedió a 14,31 pesos, lo que implica una mejora de 11 centavos respecto al valor del día anterior.

En el OCT-MAE, la plaza de futuros, los volúmenes siguieron en niveles reducidos y todos los plazos cerraron en alza. Fin de junio aumentó a 14,074 y fin de año a 15,8333 pesos, el precio que tenía el lunes pasado.

A pesar de las compras en la plaza financiera, las reservas del Banco Central cayeron 17 millones a 30.960 millones porque se perdieron 9 millones por la caída del euro y porque se pagaron 2 millones a Brasil. Además hubo una variación en el efectivo mínimo en divisas porque una provincia salió a vender parte de los dólares que tenía depositados en el Central.

La banca oficial sale a comprar divisas para sostener el valor del dólar

A todo esto, en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) se vivió una jornada de toma de ganancias en bonos de la deuda, con negocios por 4.196 millones de pesos. Hubo una fuerte presencia vendedora que cree que el dólar seguirá en baja.

En los títulos en dólares con legislación argentina, el impacto fue dispar. Mientras el Bonar X que vence en 2017 perdía apenas 0,03 por ciento, el Bonar 2023 se derrumbaba 1,20 por ciento.

Los bonos indexados por el CER, sobrevivieron. El Discount subió 0,07 por ciento. Este bono había tenido su toma de ganancias el día anterior cuando cayó 1,20 por ciento.

La Bolsa vivió un proceso similar porque el petróleo tuvo un leve retroceso de 1,2 por ciento a 50,56 dólares por barril. De esta manera, el Merval de las acciones líderes perdió 0,70 por ciento con un regular monto de negocios de 207 millones de pesos.

Las bajas de Petrobras (-2,85%) y de YPF (-1,29%), fueron claves para que caiga el indicador. Son los papeles de más peso en la rueda. Los bancos fueron los que mejor se adecuaron a la circunstancia. Macro subió 1,01 por ciento y Francés, 0,16 por ciento.

Para la última rueda se espera que algunos jugadores se decidan a tomar posiciones después de la toma de ganancias que hubo en bonos y acciones y que las dejaron en precios más accesibles.

FUENTE INFOBAE