Demandan a YPF en EE.UU. por no avisar sobre riesgo de posible expropiación

Un fondo de pensión estadounidensedemandó ayer a YPF ante la Corte Federal en Manhattan por falsear y omitir información relevante en la oferta pública que realizó la compañía en Wall Street en marzo de 2011. La demanda, a la que accedió El Cronista, también denuncia a directivos y asesores financieros de la empresa, en ese momento bajo la órbita de la petrolera española Repsol, a la que también se acusa en el escrito.
El reclamo judicial fue realizado individualmente por el grupo inversor Monroe County Employees Retirement System (en el Estado de Michigan), pero se extiende “a cualquier otro particular que se encuentre en la misma situación”. El eje de la demanda se basa en que el prospecto de la oferta pública realizada en 2011 en Wall Street contiene “declaraciones falsas” y “omite hechos relevantes”, que estaban obligados a dar a conocer los dueños en los documentos presentados ante la Securities and Exchange Commission de EE.UU. (SEC, por sus siglos en inglés) el 23 de marzo de 2011. Ése día, Respol vendió 26.215.000 acciones de YPF a u$s 41 por papel en la Bolsa de Nueva York.

Argumentos

El principal argumento de la querella es que la empresa omitió informar “un riesgo de nacionalización por parte del gobierno argentino, que se había acrecentado debido al fracaso de la compañía en aumentar adecuadamente la producción de petróleo y gas en la Argentina y de reinvertir una porción sustancial de las ganancias en las operaciones”.
El fondo de pensión de Michigan también apuntó que “YPF no informó que se encontraba en incumplimiento de sus contratos de concesión con varias provincias de la Argentina y del grave efecto que podría tener una nacionalización sobre los accionistas y el mercado”.
En el documento, que contiene 19 páginas, el grupo inversor detalla hechos concretos que explican cómo Repsol desde 2008 empieza a perder control sobre la petrolera, expropiada en un 51% por el Estado cuatro años más tarde. Uno de los ejemplos que cita es la decisión de Repsol de vender el 25% de sus acciones al Grupo Petersen, del empresario Enrique Eskenazy, a quien el demandante califica como “muy cercano” a los Kirchner. También se cuestiona la operación de venta a esta familia local y su vínculo con la administración kirchnerista. A su vez, se citan ciertas concesiones que la administración de Cristina Fernández otorgó a la empresa, como el Programa de Petróleo Plus, al tiempo que se enumera medidas de intervención oficial sobre el sector energético como la prohibición del giro de dividendos.
En la demanda también se imputa a los bancos que estuvieron a cargo de la operación de oferta inicial de acciones (OPA): Morgan Stanley, Goldman Sachs Group y Credit Suisse Group.
Pero además se acusa a 16 directivos que pasaron por YPF, entre los que se encuentra Antonio Brufau Niubo, Enrique Eskenazy, Sebastián Eskenazy y Mario Blejer, entre otros.
Consultados en YPF al respecto, los voceros de la compañía de bandera indicaron que hasta ayer a última hora “no tenían ninguna notificación oficial en torno a una demanda a la petrolera”.

FUENTE: CRONISTA