Debutó pagaré bursátil y apuntan a que Pymes estiren plazos de financiación

 

 Debutó pagaré bursátil y apuntan a que Pymes estiren plazos de financiación

Debutó pagaré bursátil y apuntan a que Pymes estiren plazos de financiación
Imprimir Enviar Votar

Finalmente el nuevo pagaré bursátil vio la luz. Después de varios meses de marchas y contramarchas, y con la finalidad de servir de nexo de financiamiento entre los grandes inversores institucionales y las pymes. La primera negociación en el mercado bursátil tuvo lugar en la jornada de ayer y fue realizada por el Fondo Pellegrini, del Banco Nación, quien compró tres pagarés avalados por Argenpymes SGR, una nueva SGR patrocinada por Allaria Ledesma y otros socios protectores privados, por un monto total de $ 1,4 millón a plazos de 20, 21 y 22 meses (entre junio y agosto 2017) con tasas en pesos de entre 21,5% y 22 %. Por otra parte, Garantizar SGR, la más grande del rubro, patrocinada por el Banco Nacion y otros socios protectores públicos y privados, logró colocar varios pagarés a plazos algo superiores al año a tasas del orden del 17,5% por un monto total de $ 750.000.

En el Merval, sus directivos saludaron el debut: «Esto abre más posibilidades de financiamiento y desarrollo para las Pymes otorgando más opciones de plazo, monto y tasa», señaló Nicolás Scioli, director del Merval, quien también sostuvo que con este instrumento, desde el Merval, «se buscará que las Pymes puedan acceder a financiamiento para inversiones de capital y trabajo, que cuentan con el aval de las SGR».

Según pudo saber El Cronista, el nuevo instrumento vendrá a servir para varios fines, entre ellos podría permitirles a los FCI y otros inversores institucionales cumplir con la cuota de financiación (o «inciso K») a pymes que disponen las entidades regulatorias. El origen del pagaré data de varios años pero su escasa utilización (sólo fue usado 3 veces en 2013) le dio al Gobierno la posibilidad de incluirlo dentro de una serie de proyectos de ley que fueron tratados por el Congreso este año e incluidos en el paquete de medidas pro-pyme que lanzó el Gobierno en agosto y anunció en la Bolsa de Comercio en ocasión de celebrarse un nuevo aniversario.

Las nuevas características

Por un lado, los nuevos pagarés deberán ser avalados por una Sociedad de Garantía Recíproca (SGR) ya que de esa forma, en caso que la empresa no responda por el pago del pagaré, lo hará la SGR. Por otro lado, el plazo de vencimiento va de 1 a 3 años, lo que estira la financiación a la que pueden acceder las pymes, que hasta ahora lo venían haciendo con cheques pero con un límite de 1 año de plazo. Este punto es uno de los que mayor relevancia y proyección le ven en el mercado, ya que sostienen que para muchas empresas, la emisión de una obligación negociable era muy costosa e implicaba un diseño financiero de porte, mientras que el cheque se quedaba a mitad de camino. También señalan que será posible incluir instrumentos atados a la devaluación oficial. La operatoria está disponible desde esta semana y en el mercado esperan que rápidamente crezca en cantidad y en volúmenes operados, esto en gran medida por las nuevas condiciones de inversión dispuestas para los fondos comunes de inversión y las compañías de seguros.

FUENTE CRONISTA